Danara Kaipova era una joven de 20 años que pasaba por el mejor momento de su vida en Kazajistán. Llevaba una sólida relación con un hombre, el cual para ella era “el amor de su vida” y se iban a casa en cuatro meses más.

Esta alegría la hacía sentirse la mujer más feliz del universo y se lo decía constantemente a sus amistades y familiares, acorde a lo informado Mirror.

Sin embargo, tanta alegría ocultaba una cruda verdad, hecho que destrozó a la joven cuando se enteró: su prometido ya tenía esposa y además dos hijos.

Apenas supo esto “quedó devastada”, aseguró la madre de Kaipova. Tanto así que finalmente la mujer tomó una trágica decisión: se ahorcó.

Esta situación reflotó un debate que lleva bastante tiempo en Kazajistán: la poligamia. Esto debido a que pese a que es ilegal en el país, varias autoridades han manifestado estar de acuerdo con esta posibilidad ya que el Corán lo permite.

En ese sentido, hombres con dinero han optado por tener diversas esposas, ya que sienten que le da estatus social, además que seleccionan a bellas jóvenes con problemas económicos, ofreciéndoles una vida diferente a la que tienen.

Y justamente el prometido de la mujer quería que Kaipova fuera su “tokal”, el cual es el nombre que se le da a las jóvenes que se transforman en la segunda esposa de los individuos. Algo que ella no aceptó y que derivó en el trágico final.

 

 

 

Sigue Leyendo

Estilo de Vida

La caravana de migrantes llega a Tijuana, desde donde pedirán asilo a Estados Unidos: "Aquí no nos quieren. Nos lanzaron piedras"

Estilo de Vida

Ara San Juan: por qué es difícil rescatar el submarino hallado en Argentina un año después de su desaparición

Estilo de Vida

Ofrecen recompensa a quien identifique a ladronas de vibradores en sex shop

Destacados

Ariadna Gutiérrez fue criticada por vestido transparente que mostró su ropa interior en los Grammy Latinos

Niña de 11 años escribe devastador mensaje antes de quitarse la vida

Novia decidió revelar los ardientes chats de su prometido y la amante en plena boda

Vestido de Catalina Gómez para los Latin Grammy genera todo tipo de comentarios

Melina Ramírez no aguantó más y lloró en Yo me llamo