Madison O'Neill nunca pensó que un llamado por Twitter terminaría convirtiéndose en la gran historia de amor de su vida.

El 2015, la joven fue invitada a una boda y como no tenía pareja y nadie que la acompañara tuvo la gran idea de tuitear su problema y pedir un acompañante para no estar sola en el casamiento, sólo un día antes de la ceremonia.

“Llámame si quieres ser mi acompañante para la boda de mañana”, decía el tuit de Madison, que incluso lo asumió casi como una broma.

Sin embargo, a los pocos minutos le respondió Charlie Dohrmann, a quién no conocía, pero recordaba haber estado con el en el mismo colegio y estar juntos en algunas clases.

El joven se “presentó” a través de un mensaje directo y le dijo que él sería su cita. Charlie siempre había encontrado “guapa” a la muchacha, pero nunca se había atrevido a hablar con ella y vio en el tuiteo su gran oportunidad.

Madison dudó por unos instantes pero finalmente terminó aceptando. La pasaron tan bien en la boda, que tan solo una semana después comenzaron a salir.

A inicios de octubre, Madison volvió a utilizar Twitter para hacer un gran anuncio. Tras casi dos años de relación, Charlie le propuso matrimonio.

“Nunca en un millón de años habría pensado que me enamoraría de ese molesto estudiante en mi clase de francés…, 6 años más tarde no puedo esperar a casarme con él. je t'aime, charles”, escribió la joven en Instagram para celebrar su amor.

Sigue Leyendo

Estilo de Vida

Le cortan el Internet a la Cámara de Representantes por falta de pago

Estilo de Vida

¡Así lucía Shannon De Lima antes de ser famosa!

Estilo de Vida

Revelan impactantes detalles del caso Madeleine McCann y sorprende al mundo

Destacados

El ejemplo pedagógico que le dio Mockus a Álvaro Uribe y Alberto Castilla

Exparticipante de 'Yo me llamo' le envió contundente mensaje a Amparo Grisales

Con foto en brasier, Sara Uribe desnuda su panza de embarazada

Con sensual baile, imitadora volvió loco a Pipe Bueno en 'Yo me llamo'

¡Así se enteró Sara Uribe que estaba en embarazo!