Viktoria Demeshkina es una joven parvularia rusa que trabaja en la ciudad de Ekaterinburgo, la cual vive momentos difíciles luego que por la presión de los padres de sus alumnos, deberá buscar un nuevo trabajo.

Según consigna The Sun, la mujer de 26 años fue obligada a renunciar debido a que los apoderados consideraban que era “demasiado sexy” para cumplir con sus labores profesionales.

De acuerdo a los padres, “sus poses no son apropiadas para una persona que trabaja con niños”, haciendo alusión a las fotografías que subía a redes sociales.

Además, reclamaron que “la forma en que se ve y viste puede afectar de mala manera a los menores”.

Ante los alegatos, la joven se defendió indicando que las imágenes no tienen relación con su trabajo y declinó cerrar sus cuentas en redes sociales, por lo que finalmente decidió abandonar el establecimiento y comenzar a buscar un nuevo horizonte laboral.

Sigue Leyendo

Estilo de Vida

Brasil se impuso sobre una aguerrida, Venezuela en el Sudamericano Sub-20

Estilo de Vida

La seguridad en Bogotá será reforzada con drones

Estilo de Vida

¡Hagamos cuentas! La Selección Colombia Sub 20 saca la calculadora para clasificar

Destacados

Así se daba la gran vida alias Machete en República Dominicana

El tuit del hijo de Uribe por el que lo catalogan como "asco de persona"

Acusado del atentado de la General Santander habría recibido amenazas si no se declaraba culpable

La verdadera historia de cómo ingresó el carro bomba a la General Santander

Por qué hoy lunes 21 de enero es el día más triste del año 2019