Indignación ha provocado la sentencia de un juez en Australia que dejó libre a una mujer que golpeó con una cuchara a su hija de 8 meses y la dejó con múltiples moretones en su cara, manos y brazos.

Según el Mirror, en octubre de 2016, la policía llegó a la casa de Lorien Norman luego de que los vecinos llamaran a los servicios de urgencia tras escuchar a la mujer de 26 años decir que iba a arrojar a la niña desde un balcón.

Al llegar al sitio, los uniformados se encontraron a la pequeña Evie con moretones en su cara y otras partes del cuerpo, por lo que fue trasladada de inmediato a un hospital.

En el juicio, Lorien se declaró culpable de causar daño con intención a su hija, luego de mentir en su primera declaración ante la policía cuando había asegurado que la pequeña se había caído cuando ella estaba en el gimnasio.

La mujer arriesgaba hasta 13 años de presidio, pero la justicia la dejó en libertad vigilada. Durante dos años tiene que exhibir buena conducta y la multa apenas alcanzó los $ 230 mil.

El juez indicó que “si bien cualquier agresión de un niño por parte de uno de los padres es grave”, la agresión “está lejos de ser la más grave en este tipo de casos”.

Además, argumentó que el pediatra tratante no había encontrado evidencias de una “lesión ósea o intracraneal” y que las heridas de la niña “iban a sanar” completamente

“Estoy verdaderamente sin palabras”, dijo el padre de la niña y se preguntó “¿dónde está la justicia pa Evie?”.

Sigue Leyendo

Estilo de Vida

Liverpool vs Chelsea: dos colosos se enfrentan a muerte en la Carabao Cup

Estilo de Vida

Cristiano quiere volver a ser el The Best y empieza contra el Bologna

Estilo de Vida

Barcelona buscará recuperarse en campo del Leganés

Destacados

Los ‘problemitas’ que no dejan que el metro se eleve

El regaño de Amparo Grisales a imitadora de 'Yo me llamo'

¿Comienzan las renuncias en 'El desayuno' de RCN?

Lina Tejeiro muestra su nuevo y lujoso apartamento

¿Sara Uribe está embarazada? Esta foto sería la prueba