En 1956, Antonio Ibáñez perdió a su mejor amigo ahogado y fue responsable de sacarlo del agua sin vida. En ese momento, el español prometió hacer algo para evitar que la gente sintiera el mismo dolor por el que él debió atravesar.

Obsesionado con el tema y 61 años después finalmente presentó su creación: una piscina con agua en la que es imposible ahogarse.

El ingeniero español había trabajado durante largos años en su propósito, e incluso creó una piscina con suelo móvil que se acerca a la superficie si es que detecta un peso sostenido. Sin embargo esta vez dice que este es su invento definitivo.

El principio del agua es simple: pese a que no contiene sal, suma otros elementos como gel y shampoo que hacen imposible que el cuerpo se hunda.

“Incluso en el caso de que el bañista quede boca abajo, la presión del aire de la caja torácica hace girar el cuerpo, impidiendo que trague agua”, relató el inventor al portal español Ideal.es.

El producto, que ya está a la venta, tiene según el inventor, una caducidad de entre dos y cinco años.

“Se echa a la piscina en sólido, se pone la depuradora en circulación y a las 24 horas ya es una agua flotante. Además, mantener ese agua requiere el mismo trabajo y la misma atención que hasta ahora exige una piscina con agua normal”, dice.

También le puede interesar:

Sigue Leyendo

Estilo de Vida

¡Oficial! Carlos Queiroz confirmó cuál será la sede de la Selección Colombia

Estilo de Vida

El fuerte agarrón de un jugador de la Tricolor contra un periodista causa revuelo en redes

Estilo de Vida

Ambulancia fue multada mientras atendía a una paciente de 97 años

Destacados

Entérese del minuto a minuto de las marchas por el paro nacional

¡Atención! Bloqueos en el norte de Bogotá impiden el paso de TransMilenio

Las vías con manifestaciones por el paro del 25 de abril en Bogotá

Conozca las vías que estarán bloqueadas en las principales ciudades por el paro nacional

¡Buena noticia! Cámara eliminó las cuota de manejo de las tarjetas; falta el Senado