Mägo de Oz comenzó la gira de su 30º aniversario, en la que tocará algunas de sus canciones más recordadas. La banda folk se fundó en 1988, y ya tiene 14 discos en los que se ha caracterizado por el sonido de violines y cantos inspirados en la cultura celta.

En 2008, Mägo de Oz recibió el disco de diamante por superar el millón de copias vendidas en toda su obra discográfica en España, y en 2017 la banda recibió su décimo disco de oro, que se suma a otros cinco de platino. En Colombia, la agrupación tiene preparados tres conciertos: 22, 23 y 24 de junio en Cali, Bogotá y Medellín, respectivamente.

Ya son 30 años juntos y lo van a celebrar por lo alto. Cuéntenos de esta gira

Es la gira conmemorativa del aniversario de Mägo de Oz. La empezamos hace cinco días en unas ciudades españolas, mañana la continuamos y será la primera fecha en todo Latinoamérica que es en Monterrey. Vamos a estar por México haciendo unos 10 conciertos, luego Guatemala, Ecuador, Colombia, Perú, Bolivia, Chile, Argentina, Honduras y Costa Rica. Después estaremos por Europa. Es una fiesta de cumpleaños, como cumplíamos 30 años quisimos hacer una gira especial que englobara todas las canciones que nos han hecho famosos, como Molinos de viento, Fiesta pagana, La costa de silencio, etc. Desde el primer disco hasta este que se llama Ilusia, vamos a hacer un repaso de dos horas de todo lo que ha sido nuestra carrera.

¿Por qué cree que la relación de la banda siempre ha sido tan cercana con el público latinoamericano?

Tal vez porque la primera vez que vinimos a América éramos conscientes de que no queríamos ser vistos como un grupo español conquistador. La primera vez en Colombia pedí perdón en nombre de todos los españoles por todo lo que hicieron nuestros antepasados con vuestra raza, con vuestra cultura. Nosotros como banda somos de los españoles que renegamos de la conquista y lo que hizo nuestra gente, pues les quitamos cosas bellas y lo sustituimos por cosas que no merecen demasiado la pena. Entonces creo que eso ha hecho que el público latinoamericano nos vea como una banda amiga, hermana. No como el típico español que mira como desde arriba. Nosotros somos hermanos latinos, nos corre la misma sangre que a vosotros.

Con motivo de este aniversario, ¿cuáles son esas otras reflexiones que han podido hacer en este tiempo?

Hemos pensado en lo difícil que es que una banda tenga éxito. Se dan circunstancias atenuantes; que la disquera haga mucha promoción, que hagan reggaeton porque así hay éxito seguro (risas) o cualquier cosa. Que una banda de rock como nosotros lleve 30 años en la industria discográfica y siga sacando discos renovando nuestros fans –en nuestros conciertos se puede ver gente muy joven, desde los nueve años– es muy difícil, sobre todo intentar mantenernos honestos y no dejarnos cautivar por las modas. Esa es la reflexión positiva, la negativa es que nos estamos haciendo mayores (risas).

Pero eso tiene su lado bueno, porque se podría decir que al componer ya tienen sus propios métodos y se entienden bien como banda…

Sí, nosotros tenemos una marca. Cuando escuchas una canción de Mägo de Oz sabes perfectamente que es nuestra. Si alguien viniera de Marte y le pusieras una canción de Mägo de Oz sabría, porque tenemos una forma muy peculiar de hacer canciones. Y evidentemente en 30 años nos ha dado tiempo a perfeccionar nuestra forma de hacer música, pero preferiría seguir teniendo 20 años y no tener tan perfeccionada mi forma de componer (risas), creo.

¿Podría decirse que algo que no ha cambiado para Mägo de Oz es la teatralidad en los conciertos?

Sí, somos un grupo muy teatral y buscamos que la gente vea un espectáculo. Tenemos dos formatos, uno que podría decirse que es el “normal” tocando canciones de nuestros 14 discos durante dos horas y otro es que es como el Diabulus in Opera. En algunos países nos han pedido que llevemos sinfónica, pero esa escenografía es más grande y solo la vamos a tener en México y Bolivia, por ahora.

Para una banda que lleva tanto tiempo en la escena, ¿cuál es el estado del rock hoy en día?

El rock siempre ha estado en decadencia, nació decadente. El rock nunca va a ocupar los grandes titulares ni el prime time de los programas de televisión. Rolling Stone lleva más de 50 años, pero el rock nunca va a estar de moda, los músicos de rock no queremos estar de moda. Eso se lo dejamos a Despacito y a otras porquerías musicales (risas). Ahorita mismo el problema es que se pasó de la comida rápida a la música rápida. Va todo muy rápido y la gente no tiene tiempo para escuchar música nueva. Antes uno compraba un disco y lo escuchaba con detenimiento porque podía dedicarle una semana a ese disco nuevo. Ahora con un clic puedes escuchar 200 canciones, pero a la cuarta te aburres y pasas a ver una película o una serie. Todo va tan rápido que es muy difícil para las nuevas bandas surgir, a menos de que tengan una gran publicidad. Queremos todo rápido; comida rápida, música rápida, sexo rápido, etc.

 

MÁS NOTICIAS DEL ENTRETENIMIENTO, AQUÍ

Sigue Leyendo

entretenimiento

Mantilla 24/7: haciendo rap para el mundo

entretenimiento

Amparo Grisales y César Escola se pelean por imitadora de 'Yo me llamo'

entretenimiento

Por burlarse de imitador de 'Yo me llamo', Amparo Grisales fue tendencia en redes

Destacados

¡Amparo Grisales se emberracó con imitador de 'Yo me llamo'!

Shakira es criticada por 'pinta' que utilizó para recoger a sus hijos

¿No sabía que estaba en vivo? Vanessa de la Torre se despachó contra Claudia Elena Vásquez en video

Exmánager de Eileen Moreno y Alejandro García involucrado en nuevo escándalo

¡El oscuro pasado de Pipe Bueno que pocos conocían!