En noviembre de 2014 una de las humoristas más queridas de la televisión colombiana, ‘La Gorda’ Fabiola, tuvo al país en vilo, orando por su salud, cuando sufrió tres infartos que la tuvieron al borde de la muerte. Milagrosamente, la querida Fabiola Posada logró recuperarse. Sin embargo, tres años más tarde, vuelve a poner al país entorno a una oración por ella.  La Gorda Fabiola habló de su enfermedad

En entrevista con PUBLIMETRO, en 2015, habló de su salud, de sus proyectos y de su carrera artística que ya va por las tres décadas.

¿Cómo se siente de salud, después de la crisis que vivió el año pasado y que la tuvo al borde de la muerte?
Me siento mucho mejor de lo que estaba antes, porque me di cuenta de que ahora tengo un corazón renovado, con una mayor capacidad de amar y de amar a tanta gente que estuvo haciendo fuerza para que yo me salvara, que estuvo haciendo fuerza en oración porque yo saliera adelante. Tengo una gratitud inmensa con todo mi público, toda Colombia, mis compañeros, mi familia, los canales de televisión que se olvidaron de rivalidades y todos cubrieron la cosa y mandando la mejor energía. Entonces, ¿cómo agradeces tú eso? Dicen que la gratitud es la memoria del alma, así que lo voy a agradecer no olvidando esto jamás.

Parte de ese agradecimiento es esta nueva obra que está impulsando Tú cuentas que será gratuita y recorrerá todo el país y además, ¡se le midió a cantar!
Eso es muy lindo porque coincide con varios momentos de mi carrera artística, por ejemplo mi deseo de ser cantante. Yo nunca me creí cantante, pero ‘Polilla’ me metió en la cabeza el cuento de que yo cantaba y cada vez que él estaba con sus vinitos me decía: “gordita, ¡cánteme un bolero!” y siempre fue una sobadera, hasta que apareció este proyecto, ‘Banca de las oportunidades’, con una estrategia de educación financiera tan bonita, que me dio la oportunidad de cantar con el fin de llegarle a la gente y que aprendan a cumplir metas y sueños en ese aspecto.

Vamos a presentarnos completamente gratis en 70 municipios de nuestro país llevando este mensaje tan lindo y tan útil. Es algo que para mí, lo único que ha hecho es fortalecer esa relación tan estrecha que yo no sabía que tenía con mi público y que en noviembre afloró.

Hablando de esa conexión con el público, sucede que usted es todo un símbolo de la televisión, que fue capaz de tener  a todo el país pendiente de usted, ¿cómo se sintió al haberse dado cuenta de eso?
No, ¡es que yo no me he dado cuenta de eso! De la magnitud de eso, yo quiero seguir pensando que soy pequeñita, seguir pensando que no he hecho todo en la vida y en lo rico que es sentirse amada, pero ¿quién soy yo para haber recibido tantas manifestaciones de cariño?

Ahora me doy cuenta de que en estos 29 años de carrera artística lo único que hice fue capitalizar corazones y eso se siente delicioso… saberse amado por tu familia, por tu pareja y por tu público. Por todos y cada uno de los colombianos a los que, algún día, les robé una sonrisa. La Gorda Fabiola habló de su enfermedad

¿Y cómo ha hecho para mantener ese humor vigente por más de 29 años?
La felicidad es la sumatoria de todos los momentos que en el día sonreímos. Afrontar la vida, que es dura, es una cuestión de actitud y yo siempre he tenido una actitud muy buena para asumir la vida, ¡y los golpes que me ha dado! Porque no creas que la vida de uno es feliz… yo también he tenido pruebas difíciles, mira esta no más, la de mi salud, la bulimia de mi hija… son cosas que podrían arrugarme el corazón y llenarme de malos sentimientos, pero no, siempre me han fortalecido más. Cada vez soy una convencida de que la sonrisa es un facilitador y con eso abres más puertas que tocando (risas).

Después de todas las adversidades, le está dando al país una lección de entereza y positivismo y uno se pregunta ¿cómo hace?
¿Quieres saber algo? La felicidad es un imán. Cuando eres feliz, todo lo que comienzas a atraer es bueno para tu vida. Así que yo digo que hay que buscar siempre la felicidad. Lo único que la vida no nos puede negar es el querer ser felices… te puede negar plata, zapatos una blusa, un viaje, pero jamás el que tú estés siempre buscando la forma de ser feliz.

Ha hecho de todo…
¡No, de todo no!  Me faltan dos cosas en la vida: tirarme de un paracaídas y ponerme un pantalón descaderado… eso solo lo pueden hacer las flaquitas (risas)

¿Pero qué va a pasar primero?
Ni lo uno ni lo otro, eso si me voy a morir sin hacerlo (risas)

Ese amor de Polilla y suyo es como de cuento, ¿cómo han hecho para mantenerse tan enamorados casi 20 años después?
Aún yo no sé cómo ese costal de huesos se metió en mi corazón y tampoco sé en qué momento ‘Polilla’ me comenzó a amar. Lo cierto es que veníamos de dos fracasos, el de él con su pareja y uno matrimonial, entonces teníamos mucho miedo de iniciar una relación. Pero la cosa fluyó tan bonito y la química era tan especial, que primero decidimos ser los mejores amigos hasta que, de un momento a otro, nos dimos cuenta de que estábamos enamorados, pero no le dijimos a nadie.

Yo tenía mucho miedo porque era una mujer divorciada, con dos hijos y con una diferencia de edad de nueve años y él flaquito se veía más jovencito. Entonces yo no quería estar en el escarnio, por lo que empezamos la relación a escondidas, hasta que ya no lo pudimos ocultar más porque yo salí con mi ‘domingo siete’ o sea, embarazada y ahí ya tocó hablar (risas).

Poco a poco me di cuenta de que él es un tipo maravilloso, fui descubriendo cosas tan bonitas en sus sentimientos y él fue descubriendo una mujer de carácter, pero a su vez muy amorosa con él. No sé cómo fue, pero hoy en día les digo: han sido 18 años de una relación que alimentamos cada día y jamás nos hemos dejado de decir un solo día cuánto nos amamos.

¿Cómo enfrentó él estos momentos difíciles?
No me dejó un solo día, estuvo pendiente de mí todo el tiempo. Sufrió muchísimo y le decía a Dios: “que no me deje”. Lo encontraron muchas veces llorando, pensando que yo no lo había reconocido cuando iba sin sentido, “la perdí, la perdí” y la gente le decía que tuviera fe y así fue. Esto hace parte de una historia muy linda que hay que contar, es por eso que el director de la película, cuando nos conoció, se enamoró de nuestra historia y, con algunas modificaciones, sacó adelante esta comedia romántica, pero no la habíamos terminado cuando se aparecieron los infartos. Faltaba un 10% por grabar y la rodamos  a los 14 días de mi cirugía a corazón abierto. Al final el director cambió el guión porque se dio cuenta de que el amor nuestro era tan grande que creo que sobrepasaba lo terrenal y puso en el final unas palabras  tan bonitas en la boca de ‘Polilla’ que solo lo he podido ver dos veces porque lloro sin parar. Solo le pido a la vida que me permita envejecer al lado de ‘Polilla’ y él le pide lo mismo.

Con Se armó la gorda, se le midió por primera vez a hacer cine y llevar a la pantalla grande, con algunas variaciones su historia de amor ¿le gustó?
Dicen que al final el público aplaude y llora con las palabras de ‘Polilla’. El año pasado ‘Polilla’ rodó una película llamada Nos vamos pal’ mundial’ con el director colombo español Fernando Ayllón, y cuando me lo presentó, él se enamoró de nuestra historia de amor y nos propuso hacer una comedia romántica para llevarla al cine, obvio con algunas variaciones.   El guión fue espectacular, grabamos en San Francisco, California y todo se dio para que fuera una película muy linda con un coctel de sentimientos espectaculares y un final feliz.

La Gorda Fabiola habló de su enfermedad 

La Gorda Fabiola habló de su enfermedad La Gorda Fabiola habló de su enfermedad

La Gorda Fabiola habló de su enfermedad

Sigue Leyendo

entretenimiento

Estéreo Picnic 2019 revela los artistas que estarán en su 10ª edición

entretenimiento

Televidentes aseguran que imitador cometió error en 'Yo me llamo'

entretenimiento

Con sensual baile, imitadora volvió loco a Pipe Bueno en 'Yo me llamo'

Destacados

¡Así se enteró Sara Uribe que estaba en embarazo!

Exparticipante de 'Yo me llamo' le envió contundente mensaje a Amparo Grisales

Con foto en brasier, Sara Uribe desnuda su panza de embarazada

Maleja Restrepo es criticada por la comida que da a su hija

Con sensual baile, imitadora volvió loco a Pipe Bueno en 'Yo me llamo'