Cállate y escribe es la historia de Cristina (Andrea Guzmán), y Víctor Hugo (Jimmy Vásquez), hacen un pacto que busca salvar su matrimonio. El convenio se trata de no hablar nunca de sus respectivos trabajos pues ella es una exitosa y reconocida libretista de telenovelas, y él anónimo un literato, escritor de novelas, que nunca ha logrado el reconocimiento por sus obras.

No obstante, el principal reto de la relación viene por cuenta de Jaime (Álvaro Bayona), un personaje oscuro que maquina contra ellos desde la sombra, mientras se desempeña como representante de Víctor Hugo, por un lado, y como buen amigo de Cristina, por el otro.

Bayona, con más de 27 años de experiencia actoral, le contó a PUBLIMETRO sobre la experiencia de hacer de “villano” en esta comedia romántica.

Cuéntenos sobre su personaje, Jaime, en Cállate y escribe

Es el representante literario de Victor Hugo, interpretado por Jimmy Vásquez, y aparentemente está haciendo todo por ayudarlo pero realmente tiene una envidia y un rencor profundos, porque está enamorado de la pareja de él (Andrea Guzmán), entonces lo que hace dentro de la obra es sabotear la relación.

Cuál es el reto de interpretar a alguien que además está fingiendo en cuanto a sus verdaderas intenciones, ¿es como una actuación dentro de la actuación?

Sí, pues es la naturaleza de la comedia, el personaje tiene que construir exactamente lo contrario de lo que está diciendo y de lo que los otros están creyendo de esto. Esto también va de la mano de la guapura de la mujer de la que está enamorado, quien a su vez también finge sentir algo por él en algún momento. Para desenvolver lo que sucede en la comedia este personaje finge y se genera una situación de equívoco, y esto construye una escena muy divertida entre los dos.

En este punto de su carrera ¿cómo elige los papeles que interpreta? ¿Hay algún criterio especial?

En nuestro medio hay proyectos personales que decido hacer independientemente de la trascendencia pública que tengan, del efecto que tengan… simplemente los hago porque quiero hacerlos y siento la necesidad de hacerlos. Pero digamos que en el mercado de los productos culturales y de entretenimiento la situación es completamente distinta porque no hay tantas obras de teatro ni teatros que convoquen mucha gente. En este caso simplemente recibí la invitación para participar, supe con quién iba a trabajar, y eso me dio mucho ánimo porque ya he trabajado antes con ellos. También pude sugerir el nombre del director y se terminó de conformar el equipo. Vi el texto y me pareció muy chévere porque sentí que no estaba construido de chistes fáciles, ni de chistes de doble sentido o de humor tosco. Es una comedia bien construida, un género que no es muy común en nuestra escena teatral: la comedia romántica.

Entre tablas, televisión, teatro y cine, ¿tiene algún medio en el que se sienta más cómodo a la hora de actuar?

A mí me gustan todos. Me gusta actuar, para empezar, y eso incluye todos los medios. Pero por los procesos y la manera en que se aborda, el tiempo de construcción y la minucia con que se puede hacer, desde luego el teatro podría llevar la delantera. Pero eso es solo un aspecto que tiene que ver con la producción de un proyecto. No estamos todavía en nuestro país en las condiciones de construir telenovelas o series para las cuales un actor y toda la producción pueda prepararse con suficiente tiempo. En eso nos diferenciamos en el teatro, siempre buscamos tener mucho más tiempo a pesar de que hay proyectos que se hacen demasiado rápido. El año pasado tuve la fortuna de participar en el montaje de Shakespeare enamorado en el Teatro Colón. Es una obra muy bella, un poco atípica por su montaje, pero nos costó mucho trabajo porque tuvimos poco tiempo. Entonces uno siempre queda con las ganas de ensayar las cosas con más tiempo. Aquí creo que cuando volvamos a hacer una televisión potente tendremos que volver a darle el tiempo suficiente al ensayo para que ese elemento que tiene que ver con la construcción dramatúrgica cobre la importancia que debe tener siempre.

Vi el texto y me pareció muy chévere porque sentí que no estaba construido de chistes fáciles, ni de chistes de doble sentido o de humor tosco. Es una comedia bien construida, un género que no es muy común en nuestra escena teatral: la comedia romántica.

¿En algún momento ha pensado en dedicarse a dirigir exclusivamente?

Son dos oficios muy distintos con la actuación. Respeto tanto mi oficio, y el de los demás involucrados en el proceso creativo de una producción, que a pesar de que he dirigido me siento muy cómodo actuando y me gusta mucho actuar, así que por lo pronto no he pensado en dirigir a pesar de que ya lo he hecho.

 

Álvaro Bayona vuelve con la comedia romántica 'Cállate y escribe'

MÁS NOTICIAS DEL ENTRETENIMIENTO, AQUÍ

Sigue Leyendo

entretenimiento

Llega a las salas de cine documental sobre Joseph Beuys

entretenimiento

Exparticipante de 'Yo me llamo' le envió contundente mensaje a Amparo Grisales

entretenimiento

5 libros recomendados para este fin de año

Destacados

"¡La gente, la gente del pueblo!": El divertido video de Aída Bossa que se hizo viral en redes

El triste comentario de Jota Mario por el que le llueven los mensajes de apoyo

De "alto calibre": así le respondió Marbelle a quienes la insultaron en Twitter

La confesión íntima de Luisa Fernanda W y Legarda que hizo sonrojar a sus seguidores

¿James Rodríguez y Shannon De Lima confirman su noviazgo?