Maravilloso marco en el MetLife Stadium. Tal y como aconteció en 2014 cuando los cafeteros invadieron territorio brasileño y este año en Rusia, donde también colmaron cada rincón del país, en Estados Unidos no fue la excepción. Allí, miles de colombianos dijeron presente.

Una gran mancha amarilla se apoderó de New Jersey. Así quedó en evidencia al momento de entonar nuestro amado himno nacional. Con la mano en el pecho y a una sola voz, los corazones vibraron de principio a fin.

Esa energía la recibieron los once futbolistas. Por eso, desde David Ospina hasta Radamel Falcao García saltaron a la cancha con la intención de comerse al rival y correr hasta el más mínimo centímetro del terreno de juego. Sin embargo, el desarrollo que se vio en los minutos iniciales del partido prendió las alarmas en la Tricolor.

Mauro Icardi, Gonzalo Martínez, Exequiel Palacios y Giovani Lo Celso inquietaron rápidamente al guardameta del combinado patrio, quien en repetidas ocasiones se vio exigido, pero por fortuna estuvo a la altura y respondió en cada acción.

El primer tercio del compromiso fue dominado por la albiceleste. Los dirigidos por Lionel Scaloni se apoderaron del balón gracias a la alta presión que ejercieron en la parte alta del campo. De igual manera, aprovecharon los espacios que ofreció la defensa cafetera para filtrar balones y generar varias oportunidades de peligro.

Los hombres de Arturo Reyes se vieron perdidos. En ningún momento lograron apoderarse de la pelota y lucieron bastante incómodos. No en vano, la primera vez que se acercaron al arco de Franco Armani fue con un remate aislado de media distancia del Tigre.

Fue hasta el minuto 40 que la Selección Colombia despertó. En materia ofensiva mejoraron debido al engranaje que se consiguió en el mediocampo, todo esto comandado por el ‘crack’, Juan Fernando Quintero. El volante de River Plate tomó las riendas del equipo y lideró el ataque de la escuadra nacional.

No obstante, reaccionaron tarde. El tiempo pasó y el juez marcó el final de la parte inicial, donde en líneas generales Argentina fue superior. Los gauchos dejaron claro que hay vida después de Lionel Messi. De hecho, se vio un conjunto compacto, con una idea clara y con hambre de gloria.

Para la etapa complementaria, se esperaban unas cuantas modificaciones con el fin de cambiar el panorama, pero el estratega no lo vio así y continuaron los mismo once. Caso contrario ocurrió en la albiceleste. Gonzalo Martínez dio paso a Franco Cervi.

Lo cierto es que, al parecer en el entretiempo, sirvió el llamado de atención por parte de Arturo Reyes. Sea lo que sea que haya hecho el entrenador, se vio reflejado en la cancha.

La actitud de los jugadores fue diferente. Prueba de ello es que las ocasiones de anotar llegaron. Luis Fernando Muriel avisó, pero Franco Armani respondió. A partir de ahí, la posesión de balón se equilibró y se vio un partido más parejo.

El buen fútbol se apoderó del MetLife Stadium, tanto así que ambas selecciones pisaron el área rival y estuvieron cerca de inflar las redes. Sin embargo, en medio de esta buena expresión de calidad y clase, el lunar de la noche fue la pierna fuerte. Los roces, faltas y fuertes peleas se apoderaron del encuentro. No fue casualidad que Pezzella, Ospina, Mateus, Cuadrado y Falcao recibieran tarjeta amarilla.

Cuando el pitazo final se acercaba, aparecieron los cambios. Carlos Bacca, Mateus Uribe, Nicolás Benedetti, Sebastián Villa y Luis Díaz ingresaron para darle otro aire a la Selección Colombia. De igual manera, Leandro Paredes, Paulo Dybala, Cristian Pavón, Marcos Acuña, Giovanni Simeone, entraron en Argentina con la misma intención.

Las nuevas caras le inyectaron intensidad y dinámica al compromiso. Por eso, se esperaba que llegara el grito sagrado. Pero no fue así. La fecha Fifa para las dos selecciones terminó con un pálido empate sin goles.

Cabe resaltar que estos choques sirvieron para ver futbolistas que no eran habituales en las convocatorias. Eso sí, los únicos que no vistieron la camiseta de la Tricolor y no pudimos disfrutar fueron John Janer Lucumí e Iván Arboleda.

MÁS NOTICIAS DE DEPORTE, AQUÍ.

También le puede interesar:

Sigue Leyendo

deportes

Exjugador de la Selección Colombia subasta camisetas para ayudar a su hija

deportes

La grosera frase del Chicho Serna refiriéndose al River-Boca del próximo sábado

deportes

Cinco cracks de las semifinales de la Liga Águila

Destacados

Así será la tabla del descenso del fútbol colombiano para el 2019

La grosera frase del Chicho Serna refiriéndose al River-Boca del próximo sábado

Tolima buscará repetirle la dosis y dejar por fuera a Santa Fe

Cinco cracks de las semifinales de la Liga Águila

Exjugador de la Selección Colombia subasta camisetas para ayudar a su hija