El ciclismo es un deporte de dominios aplastantes. Jacques Anquetil ganó cinco Tours en los 60. Eddy Merckx arrasó durante 10 años, y Bernard Hinault lo hizo en los 80. Miguel Indurain se apoderó del Tour en los 90, y Lance Armstrong, mediante el dopaje organizado, acabó con sus rivales en los 2000. En la década de 2010, el dominador evidente y sin un fin aparente es Christopher Froome.

Tras la etapa 11 del Tour de Francia, entre Albertville y La Rosière, la general parece sentenciada. Geraint Thomas, compañero de Froome en Sky, ganó la etapa y el maillot amarillo, pero el británico de origen keniano demostró que el Giro de Italia no parece haberle pasado por las piernas. Si se dan las cosas, Froome igualará a Merckx y ganará su cuarta vuelta de tres semanas consecutiva.

Los dos altos de montaña fuera de categoría de Montée de Bisanne y el Col du Pré no impidieron que Sky llegara a base del ascenso a La Rosière con 5 corredores. Alejandro Valverde intentó un ataque lejano para Movistar, y Tom Dumoulin se fugó en el descenso del Cormet de Roselend, pero los demás favoritos como Nairo Quintana (Movistar) y Romain Bardet (AG2R) iban a rueda. Rigoberto Urán (Education First) se descolgó en el duro ascenso al Col du Pré y perdió más de 30 minutos en la general.

Hachazo del Sky

Cinco kilómetros en ascenso a la meta. Adelante, Geraint Thomas había saltado para proteger su camiseta amarilla virtual e iba con Dumoulin. De la fuga, en la que se alcanzó a ver Darwin Atapuma, solo quedaba en la punta Mikel Nieve (Mitchelton-Scott). En el grupo solo quedaban líderes: Nairo, Froome, Bardet, Vincenzo Níbali (Bahrein). Todos aspirantes a la general. Mikel Landa, el tercero de la tricefalía de Movistar, se quedó con Egan Bernal.

Bardet intentó atacar, junto con Níbali y Daniel Martin.  (Emirates). El ataque bueno lo hizo el irlandés a cuatro kilómetos de meta, detrás se fue Froome. Y nadie más. Nairo Quintana alcanzó a bloquearle un intento a Níbali, pero no pudo responder al ataque. La única opción era trabajar para tratar de minimizar pérdidas, y en los 3800 metros finales, Froome sacó 39 segundos.

Thomas esprintó por la bonificación de la victoria de etapa, destruyendo las opciones de un Nieve que se quedó a 500 metros de ganar la etapa. Ni siquiera le dio para el podio: Froome se disparó como si no hubiera acabado de recorrer 4000 metros de desnivel, para tratar de arrebatar la bonificación del segundo lugar. Dumoulin, por menos de una rueda, quedó segundo en la jornada, pero Froome arrebató el segundo escalón del podio.

Aún así, hasta el propio Thomas ha reconocido que Froome es su líder en el Sky. A pesar de portar la camiseta amarilla, Geraint ratificó en plena rueda de prensa la jerarquía de su equipo.

Algo que no ocurrió en el Movistar: Nairo se quedó sin gregarios, Landa no atacó en ningún momento y Valverde tomó una estrategia arriesgada, pero sin resultados. Quintana está en una situación muy similar a la de los últimos Tours. Tener que ver hacia arriba, quedarse sin equipo cuando Froome todavía tiene respaldo, no poder hacer nada.

Lo peor, Landa todavía está por delante de Nairo en la general. Gracias al paso devastador de Sky, el de Cómbita se metió al top 10 de la competencia, pero con un tiempo perdido de 3:16 contra Thomas y de 1:51 contra Froome. Aunque quedan cuatro jornadas de montaña, la penúltima etapa será contrarreloj, hay rivales fuertes como Dumoulin y Bardet, y el aspecto que dio el ‘Cóndor’ en esta jornada hace difícil pensar en un resultado positivo.

Lo que viene

La esperanza que le queda a Nairo para atacar se dará hoy. La primera etapa reina del Tour de Francia se correrá en un recorrido fantástico, con eco de los tiempos de los ‘escarabajos’. Las montañas que enaltecieron a Lucho Herrera y Fabio Parra esperan a Nairo, Froome y el pelotón, con 175 kilómetros y tres nombres míticos en la historia del ciclismo.

El primero es el paso a 2000  metros del Col de la Madeleine. El segundo, la Croix de Fer. Y el tercero es el remate enel Alpe d’Huez, con sus 21 curvas; una de ellas recuerda la victoria de Herrera en 1984 ante Hinault, Fignon y LeMond. Todos ascensos fuera de categoría, más de 75 kilómetros hacia arriba.

Nairo recuerda el Alpe d’Huez con cariño. En su primer Tour, en 2013, escoltó a Cristophe Riblon, con un ataque que lo metió al podio y que remató al día siguiente en Annecy-Semnoz. En 2015, también quedó segundo detrás de Thibaut Pinot, pero le permitió llegar al segundo escalón de la general.

El fin de semana se completa con una etapa plana, propicia para una victoria al emabalaje de Fernando Gaviria en la fiesta patria del 20 de julio. El sábado y domingo, dos etapas de media montaña y muchos kilómetros aunque el 22 habrá un alto de primera. La alta montaña vuelve el martes en los Pirineos.

Clasificación de los colombianos

• 9: Nairo Quintana a 3:16

• 26: Egan Bernal a 19:21

• 30: Rigoberto Urán a 31:03

• 49: Daniel Martínez a 45:14

• 55: Darwin Atapuma a 50:05

Sigue Leyendo

deportes

Así celebró 'el padre' Linero la celebración de su amado Unión Magdalena

deportes

Tolima y Medellín arrancaron los cuartos de final con el pie derecho

deportes

Cortuluá se juega sus restos en Cartagena, ante el Real

Destacados

Cúcuta Deportivo quiere ascender ante su público (y ayudar al Unión)

Medellín vs. Bucaramanga: ¡Promesa de goles en el Atanasio Girardot!

Colombia debuta en el mundial femenino sub-17 ante Canadá

¡Jesurún se decidió! Este es el DT elegido para ser el reemplazo de Pékerman

Santa Fe y Tolima abren la serie más atractiva en El Campín