Los voluntarios de un magno evento deportivo no reciben paga alguna. Están ahí por el simple gusto de ayudar. La mayoría, evidentemente, son del país anfitrión, ya sea en Copas del Mundo, Juegos Olímpicos, Eurocopas, Mundiales de Atletismo o demás reuniones deportivas que atrapan las miradas de millones de personas.

¿Pero qué pasa cuando además de no recibir remuneración económica, resulta que incluso hay que invertir para estar ahí? Es el caso de los voluntarios que vienen del extranjero. Para el actual Mundial de Rusia 2018 se rompió el récord: más de 170 mil personas solicitaron un lugar y únicamente uno de cada 10 lo obtuvo.

Entre esos 17 mil voluntarios, hay una cantidad importante de gente proveniente del extranjero. Erick Guzmán es uno de ellos. “Viene al evento también, ¿verdad?”, preguntó al conocerlo. Vestía su uniforme rojo, ese que todos los voluntarios en esta justa llevan con tanto orgullo. Durante la plática, contó una historia digna de reconocimiento.

Erick viene de Guatemala. Él mismo costeó su viaje. El Comité Organizador sólo le provee de un lugar donde dormir y comida. “Pero únicamente el día qué hay partido aquí en Luzhniki. Los demás, corren por cuenta de cada uno”, aclaró Guzmán. Su placer por ayudar, parece no conocer límites, pues este no es su primer evento internacional.

Los voluntarios mundialistas que ayudan por gusto y además aportan monetariamente en el Mundial 2018

“Todo empezó en Alemania 2006, porque yo estudiaba en ese país. De hecho no fue propiamente como voluntario, sino que hasta me pagaron. “Fue una gran experiencia porque me tocó cuidar a la gente que transmitía partidos, así que estaba cerca de grandes ex futbolistas que comentaban los partidos para sus países”, recordó.

Después, comenzó el verdadero trajín como voluntario: tiene en su historial ya tres Eurocopas, dos mundiales, campeonatos europeos y mundiales de atletismo, Finales de la Champions League (como la pasada en Kiev) y piensa constantemente en los próximos eventos en los que ofrecerá su trabajo gratuito, sin importar que deba cubrir los gastos de transportación.

“Me quedé con ganas de algún evento en México. Apliqué para Guadalajara (Juegos Panamericanos) y Veracruz (Centroamericanos), pero no me llamaron. Ojalá que algún día me toque la suerte”, señaló el guatemalteco. Por lo pronto, este lunes junto al resto de voluntarios, recibió un reconocimiento del Comité Organizador. Sin gente como él, esta clase de eventos no podrían realizarse.

Sigue Leyendo

mundo

Subintendente de la Policía atendió el parto de una mujer que no alcanzó a llegar al hospital

mundo

Resuelven el misterio de quién es la mujer de L"Origine de Monde, una de las obras de arte más provocativas de la historia

mundo

Caso "Hombre Araña" de París: sentencian al padre del niño que acabó colgando de un balcón en Francia

Destacados

Las sentidas palabras de apoyo de Claudia López a Mónica Rodríguez

Los ‘problemitas’ que no dejan que el metro se eleve

¿Comienzan las renuncias en 'El desayuno' de RCN?

Lina Tejeiro muestra su nuevo y lujoso apartamento

El error de Caracol que no le perdonaron los televidentes