Muchos pensaron que los insultos y amenazas que recibió Carlos Sánchez después del partido Colombia-Japón del Mundial solo se presentaban en países como el nuestro. Pero la violencia y la estupidez no parecen ser exclusivas de Latinoamérica: un jugador sueco recibió insultos y amenazas después de la derrota en el último minuto contra el campeón del mundo, Alemania.

Según la Federación de Fútbol de Suecia, el jugador Jimmy Durmaz, quien cometió la falta que condujo al gol de Toni Kroos al minuto 92 del partido entre suecos y alemanes, recibió “amenazas y violaciones” en redes sociales. Algunos de estos mensajes tendrían que ver con el hecho de que Durmaz nació en Suecia hijo de padres asirios, quienes migraron de Turquía.

Estos mensajes fueron respondidos por el propio Durmaz antes de un entrenamiento. El jugador sueco, acompañado por su entrenador Janne Andersson  y en frente de toda la selección escandinava, dio una declaración publicada en el sitio de la Federación sueca.

“Cuando ustedes me amenazan, me llaman 'demonio árabe', 'terrorista' o 'talibán', ahí ustedes han ido más allá del límite. Y aún peor, cuando ustedes van por mi familia, mis hijos y los amenazan. ¿Quién hace estas cosas? Es completamente inaceptable”, dijo Durmaz. Sus compañeros respondieron con un “fuck racism!” que no necesita traducción.

Las amenazas también están siendo investigadas por la policía del país escandinavo.

Sigue Leyendo

deportes

Atlético Nacional va a la carga por director técnico de una selección sudamericana

deportes

¡Impactante testimonio de presunto hincha de Millonarios herido por barras de Santa Fe!

deportes

Jorge Enrique Vélez reveló la verdad sobre la llegada de Rueda a la Selección Colombia

Destacados

¡Identifican al presunto hincha que escupió a Jhon Duque durante el clásico!

Directivos culpan a la TV de la falta de hinchas en los estadios de Colombia

Bacca se vistió de flash e hizo un ‘súpergolazo’ en la Europa League

Filtran los nombres de los primeros convocados para amistosos de Colombia en octubre

El gesto de James Rodríguez que indignó a miles de fanáticos