Perú no quería que lo despertaran de su sueño. Tanto le costó llegar a él, que terminara en tan pocos días era una auténtica pena. Más aún cuando mostró argumentos de sobra para seguir participando.

Para no quedar eliminado, la bicolor debía ganarle a la poderosa Francia, o al menos no perder. Sin temores, los incas salieron a dominar a un equipo galo que se vio sorprendido por la supremacía sudamericana. Por veinte minutos fue una revolución peruana.

Los incas no aprovecharon su momento de hegemonía. Allí, Les Bleus, de la mano de un inmenso N’Golo Kanté y un servicial Paul Pogba, comenzó a aproximarse al arco de Pedro Gallese. En uno de esos embates llegó el gol de Kylian Mbappé, con toda la fortuna a la hora de cazar un rebote.

Gol de Kylian Mbappé a Perú

Perú sintió el golpe en la cara. El rostro de Alberto Rodríguez, afectado en su ojo derecho desde el ingreso, era el símil perfecto al ánimo inca. A Ricardo Gareca le tocó hablar mucho para levantar el ánimo de sus jugadores.

El ‘Tigre’ lo consiguió. La Bicolor salió a la etapa complementaria sin complejos, a vender cara su derrota. Francia, en cambio, exhibió todos sus miedos y literalmente no atacó más.

Todo fue de Perú. Los palos y una notable actuación de Hugo Lloris le otorgaron el resultado a la tímida Francia. Los incas, como aquellos antepasados que iban a matar o morir, dejaron la piel en el terreno, pero no pudieron evitar su caída. Una pena, Perú. Siempre mereció mejor suerte en su sueño ruso.

 

También le puede interesar:

Sigue Leyendo

deportes

Tolima buscará repetirle la dosis y dejar por fuera a Santa Fe

deportes

Bucaramanga va por la heroica ante un crecidísimo Medellín

deportes

El día Andrada: pensando en River, Boca prueba a su portero ante Patronato

Destacados

Tolima buscará repetirle la dosis y dejar por fuera a Santa Fe

Bucaramanga va por la heroica ante un crecidísimo Medellín

¡Jesurún se decidió! Este es el DT elegido para ser el reemplazo de Pékerman

Amenazan con pancartas a directivos del América de Cali en su sede

Falcao sería la solución a la crisis de gol del Real Madrid