El torneo argentino recibió a uno de los más importantes jugadores de su historia de regreso. En Boca Juniors, todos saludan a Carlos Tévez y su retorno luego de un año ganando cifras millonarias en el Shanghai Shenhua. Ya empezó a revolucionar a su equipo, y mencionó puntualmente a un jugador: Edwin Cardona.

En diálogo con TyC Sports, Tévez explicó que el colombiano se mantendrá ejecutando los tiros libres, como aquel golazo que le anotó a River Plate en el Superclásico del fútbol argentino. “Los tiros libres los va a patear Cardona. Si hay uno contra River se lo voy a dejar a él, claro”, dijo.

Así mismo, Edwin Cardona le ofreció el histórico número 10 que usa desde su llegada a la Bombonera, pero el goleador no lo aceptó.

“Me ofreció la camiseta 10. Me sorprendió y estoy agradecido porque que un compañero te ofrezca su camiseta habla de respeto y de saber dónde está parado. Pero yo me quiero retirar con mi camiseta, la 32, que fue la que me acompañó durante casi toda mi carrera en el fútbol”, dijo Tévez.

En efecto, el delantero de Fuerte Apache jugó en su extendido paso por Corinthians, West Ham, Manchester United, Manchester City, Juventus y Shanghai con la 32. A sus 33 años, se alista para colgar los guayos en el equipo en el que debutó con la mitad de edad en 2001, y en el que ha ganado dos torneos de Primera División, la Copa Libertadores 2003 y la Copa Sudamericana 2004.

MAS NOTICIAS DE DEPORTE, AQUÍ.

Sigue Leyendo

deportes

¡Flash amarillo! Bacca hizo un súper golazo en solo 40 segundos

deportes

Directivos culpan a la TV de la falta de hinchas en los estadios de Colombia

deportes

Colombia fue superada por Alemania en el ranking FIFA de septiembre

Destacados

¡Identifican al presunto hincha que escupió a Jhon Duque durante el clásico!

¡Los ‘CRliebers’ atacan con todo a Jeison Murillo en redes!

El golpe de Cristiano Ronaldo a Jeison Murillo en la Champions

Filtran los nombres de los primeros convocados para amistosos de Colombia en octubre

¡Diez de Copas! Independiente y River Plate prometen chispas en la Libertadores