Pelé volvió a aparecer luego de que, el pasado 1 de diciembre, se lo viera en el sorteo del Mundial de Rusia 2018 en un estado muy delicado de salud. El triple campeón del mundo reaparició en la inauguración del Torneo Estadual de Río de Janeiro y dio su previsión para el equipo que levantará el trofeo el próximo 15 de julio en Moscú.

“Brasil siempre apunta como favorita. Brasil tiene condiciones, tiene equipo y jugadores para ello (…) En la última Copa teníamos a los mejores jugadores, pero el equipo estaba desorganizado. Ahora, Tite logró organizarlo y tenemos una selección que da confianza”, señaló.

Pelé también había dado como favorito a Brasil, al mando de Luiz Felipe Scolari, para levantar el título como local en 2014, pero en el camino se atravesó Alemania con el escandaloso 7-1 que acabó la carera. Con Tite, ha sido considerado como uno de los principales candidatos junto a Alemania.

'O Rei' agradeció los mensajes de cientos de personas de todo el mundo por su recuperación. “Gracias a Dios, estoy bien, quería aprovechar esta oportunidad para agradecer de corazón, porque recibí muchos mensajes del mundo, de África, de Asia, diciendo que estaban orando por mi recuperación”, contó.

Pelé también mencionó la situación del fútbol moderno con respecto a las grandes figuras. “Hoy en día, solo hay tres futbolistas que destacan verdaderamente: Messi, Cristiano Ronaldo y Neymar. Antes, en los tiempos de Cruyff o Beckenbauer, había tres por equipo”, lamentó.

Sigue Leyendo

deportes

Duván no solo hizo cuatro goles, también hizo historia en Italia

deportes

¡Nuevo campeón! Millonarios frenó al expreso rojo en el Torneo Fox

deportes

El duro vainazo de ‘Pacho’ Vélez contra Ovelar por el que es fuertemente criticado

Destacados

¡Un nuevo capítulo! Santa Fe y Millonarios vuelven a definir un título

¡Nuevo refuerzo! La desconocida contratación de Atlético Nacional para 2019

¡Segunda prueba! Contra Aldosivi, Boca Juniors vuelve a saltar a la cancha

Pacquiao vs. Broner: el resurgir de Manny

Guardia de seguridad impidió que Roger Federer entrara a su camerino sin carnet