Nadie sabe lo que tiene hasta el día que lo pierde. El refrán sigue vigente en estos tiempos y más en la situación de James Rodríguez, futbolista que hasta hace algunos meses vivía un calvario en su última etapa por el Real Madrid, sin ser tenido en cuenta por el entrenador Zinedine Zidane.

Mirar la final de la Champions League desde las gradas, ante la Juventus en Cardiff, fue la gota que rebasó el vaso del capitán de la Selección Colombia, que decidió marcharse a Alemania para jugar con el Bayern Múnich.

Por su parte, en la ‘Casa Blanca’ se creyó que esta decisión era la mejor salida, porque el cafetero no daba la talla. Mientras tanto, los merengues tocaban el cielo con las manos, sumándole a la ‘Orejona’, la obtención de las supercopas de Europa y España, allá por el mes de agosto.

Pero en la dinámica de los meses, todo se cambió. Real Madrid entró en un tobogán de resultados que lo tienen a 19 puntos del Barcelona en la Liga Española, mientras que James es pieza fundamental en el líder de la Bundesliga, que tiene 13 de ventaja sobre el escolta Leipzig.

¿Qué fue lo que cambió? ¿Por qué lo que hasta hace seis meses era un acierto blanco, hoy es una gran elección por parte de James? La prensa en Madrid concuerda en que fue un error dejar marchar al colombiano. Su zurda se extraña en el Bernabéu como los goles de Raúl, o las gambetas de Alfredo Di Stefano.

La urgencia hace que el equipo merengue mencione en cada jornada a James Rodríguez, un jugador que le ofrecía el revulsivo y el peso de plantilla al conjunto de Zidane. Para mayor nostalgia, semana a semana James se destaca en Múnich y recuperó aptitudes que se perdieron en la capital española, a la vez que aprendió otras.

 

  • Tiene la confianza del DT

El rendimiento de James en el Real Madrid fue de mayor a menor. Luego de un año de estreno formidable, la llegada de Rafa Benítez y sobre todo de Zinedine Zidane hizo que el colombiano perdiera protagonismo.

En Alemania, primero con Carlo Ancelotti (quien lo pidió) y luego de a poco con Jupp Heynckes, el colombiano se supo ganar la confianza y a pesar de sus compañeros, figuras mundiales, se ganó un lugar en el once titular bávaro.

 

  • Recuperó la pericia táctica

Una de las mayores críticas al colombiano en la ‘Casa Blanca’ fue su falta de compromiso táctico. La discusión inició en la era de Benítez, pero con Zidane se asentó. El retroceso del colombiano no era el esperado, muchas veces retratado en los goles en contra que sufría el Madrid, por no acompañar a su marca.

En Bayern Múnich es todo lo contrario. Sea por estado de ánimo, o por convencimiento hecho por el DT, James las corre todas. Su sacrificio es incuestionable y es uno de los jugadores que más pelotas quita en el equipo.

 

  • Jupp Heynckes

La llegada del veterano entrenador alemán, campeón de todo con el Bayern en la temporada 2013, le hizo bien a Rodríguez. Al comienzo, las palabras para con el colombiano fueron reticentes, advirtiéndole que haber sido pedido por Ancelotti no tendría mayor importancia en la nueva dirección técnica.

Pero, con el paso de los partidos y la acumulación de partidos, James se convirtió en el talismán de Heynckes, quien lo usó en cinco posiciones distintas: volante por derecha, por izquierda, ofensivo, interior y falso nueve.

En todos los lugares, James respondió. El alemán le otorgó funciones específicas al cafetero, como tirar centros desde izquierda cuando esté en tres cuartos de cancha. Cuando juega por derecha, James remata de forma sistemática, buscando su gol o el rebote del portero para que aproveche un compañero. Además, es el dueño absoluto de la pelota parada, como quedó reflejado en el gol convertido al Leverkusen.

 

  • Rusia 2018, a la vuelta de la esquina

Al igual que hace cuatro años, James se motiva en año de mundial. Una de sus mejores temporadas en su carrera la hizo en el Mónaco, cuando en la víspera de Brasil 2014 se adueñó del equipo y fue líder de asistencias de la liga francesa.

Su motivación lo hace ser más aplicado a la hora de la disciplina en el club. El trabajo físico en esta temporada es impecable, lo que habla del cuidado alimenticio del jugador. Aquellos días en los que insinuaba que estaba pasado de grasa, quedaron atrás. Hoy luce impecable.

 

  • Vida personal

No es un secreto que en la intimidad James tuvo una época agitada. Más allá de lo futbolístico en el Real Madrid, el capitán de la Selección pasó por una separación de su esposa, Daniela Ospina.

Además, pequeños escándalos como multas por exceso de velocidad empañaron su rendimiento. Al final, todo eso empañó una temporada gris en su tercer año en el Real Madrid.

Hoy, lejos del ruido madrileño, James confiesa que es feliz en Múnich, una ciudad que le abrió los brazos y lo trata como uno de los suyos, a pesar del clima gélido. Con la tranquilidad emocional, su rendimiento se disparó para arriba.

MAS NOTICIAS DE DEPORTE, AQUÍ.

Sigue Leyendo

deportes

Tolima, DIM, Águilas y Junior: los 4 fantásticos del fútbol colombiano

deportes

La Equidad tiene el desafío de eliminar al favorito Junior

deportes

Once Caldas tiene la misión de dar vuelta la serie ante Rionegro

Destacados

La Equidad tiene el desafío de eliminar al favorito Junior

¡Jesurún se decidió! Este es el DT elegido para ser el reemplazo de Pékerman

Tolima, DIM, Águilas y Junior: los 4 fantásticos del fútbol colombiano

Unión Magdalena y Cúcuta juegan por 'la gaseosa' en Santa Marta

Once Caldas tiene la misión de dar vuelta la serie ante Rionegro