El Junior de Barranquilla se coronó líder de la Liga Águila 2017-2 luego de una victoria por 1-0 ante el Deportivo Pasto, a puerta cerrada luego de la fuerte agresión al bus del equipo 'volcánico'. El héroe del partido fue Sebastián Viera, con un espectacular remate.

Luego de que el partido fuera suspendido por la agresión al bus del Pasto que dejó lesionados a un jugador y dos asistentes del cuerpo técnico del equipo nariñense, la Dimayor ordenó aplazarlo. El juego se disputó a las 9 de la mañana a puerta cerrada, debido a que los agentes policiales para la seguridad del público asistente al Estadio Metropolitano estaban destinados a la consulta del Partido Liberal.

Además, por compromisos televisivos el partido no fue transmitido en televisión, por lo que solo los pocos periodistas y asistentes al Metropolitano pudieron ver el desarrollo del partido, y la joya que marcó el uruguayo Sebastián Viera en el arco, al minuto 47 del partido.

Junior jugó bien aunque a media marcha, y a pesar de los rumores de una presunta rotura entre Teófilo Gutiérrez y Roberto Ovelar por las diferencias conocidas en el transcurso de la semana, el paraguayo se asoció bien con el delantero de 'la Tricolor'.

Con esta victoria Junior llegó a 39 puntos, superando a Atlético Nacional y Santa Fe como líder de la Liga Águila en su fase de grupos. El equipo 'tiburón' podrá así tener la posbiilidad de terminar como líder en todas sus series.

Sigue Leyendo

deportes

¿Aló Rueda? Eduardo Vargas se vistió de héroe y con su gol consiguió un agónico empate para Tigres

deportes

Zidane vuelve a advertir de una revolución en Real Madrid: "Habrán cambios, es algo obligatorio"

deportes

Barcelona vs. Real Sociedad: un paso más hacia el título

Destacados

Insólito: no dejan entrar a James Rodríguez al estadio del Bayern porque "no lo conocían"

Tabla de goleadores de la Champions League 2018-19 ((Actualizada))

Barcelona vs. Real Sociedad: un paso más hacia el título

¿Se va del Mónaco? Las enigmáticas palabras de Radamel Falcao sobre su futuro

La brutal honestidad del defensa más caro del mundo: "No tengo ni idea de cómo parar a Messi"