Carlo Ancelotti no es más el director técnico del Bayern Múnich. El italiano, que llegó con bombos y platillos, se fue por la puerta de atrás. Una goleada ante el PSG, en el Parque de los Príncipes de París, significó su puerta de salida a menos de 24 horas del fin del partido.

Sin embargo, la caída bávara en la ciudad luz fue la gota que rebasó un vaso que ya estaba lleno. El equipo moldeado por el campeón de Europa con Real Madrid y el Milan jamás alcanzó la dimensión de sus predecesores.

Si bien ganó la Bundesliga en la temporada anterior, el Bayern no ejerció la supremacía de los equipos de Jupp Heynckes y Pep Guardiola.

En Champions, los monarcas germanos se quedaron fuera de semifinales por primera vez desde el año 2011, cuando no pasaron de octavos. A su favor, el sorteo de cuartos de final no le favoreció, teniendo que cruzarse con el Real Madrid, a la postre campeón.

Además, en la Copa de Alemania también se quedó a las puertas, reteniendo solo un título en la temporada. Esa, fue la punta del iceberg de la caída de Carlo Ancelotti.

Sumado a los resultados deportivos anteriores, los otros aspectos que derivaron en la salida del ‘Tano’ tuvieron que ver más que nada con el manejo del vestuario, lo que a priori era su principal cualidad.

Los jugadores más veteranos del Bayern exigen minutos aunque no pasen por su mejor nivel. Franck Ribery, Arjen Robben y algunos más (anteriormente Phillip Lahm y Xabi Alonso), no estuvieron de acuerdo con la política de rotaciones del DT italiano y lo hicieron saber.

A esto, se le sumó las críticas sobre los refuerzos para esta temporada, entre ellos James Rodríguez. Junto al colombiano, se sumaron para la presente temporada los nombres de Corentin Tolisso (Lyon), Sebastian Rudy y Nicklas Sule (Hoffenheim).

Aunque los cuatro llegaron con cierto cartel, para la plantilla no son futbolistas a la altura de las ambiciones del Bayern. Así lo hizo saber Robert Lewandowski en unas polémicas declaraciones, tres semanas atrás.

“El Bayern debe inventarse algo para traer más jugadores de clase mundial. Si se quiere ser competitivo se necesita su calidad. A día de hoy no ha gastado más de 40 millones en un jugador y esa cifra está más cerca del promedio que de la parte alta del mercado” Robert Lewandowski.

Las críticas fueron directamente hacia James Rodríguez, quien llegó a préstamo, o así lo vio la prensa. El ambiente, luego de las palabras del polaco, nunca fue el mismo.

La pretemporada tampoco le dio garantías a los alemanes, al contrario fue un dolor de cabeza inesperado. El último lugar en el torneo de casa sumó a la mochila de pecados de ‘Carletto’.

A Ancelotti le soltaron las manos otros referentes del plantel, entre esos Arjen Robben. El holandés vio el juego ante el PSG desde el banco de suplentes, hasta que le tocó ingresar en la segunda mitad. Tras la goleada sufrida, el futbolista no defendió a su entrenador en público y dejó entrever problemas en el seno del plantel.

“No responderé a esa pregunta. Fue una derrota dolorosa y podemos hablar de ello” Arjen Robben.

Horas después, Ancelotti está cesado. James se queda solo en el fútbol alemán, sin el ‘padre’ que tanto insistió por él. Cuestionado por sus compañeros y sin poder asentarse, la partida de Ancelotti es más dolorosa para el colombiano, que para cualquiera, pero se veía venir.

Sigue Leyendo

deportes

¡Flash amarillo! Bacca hizo un súper golazo en solo 40 segundos

deportes

Directivos culpan a la TV de la falta de hinchas en los estadios de Colombia

deportes

Colombia fue superada por Alemania en el ranking FIFA de septiembre

Destacados

¡Identifican al presunto hincha que escupió a Jhon Duque durante el clásico!

¡Los ‘CRliebers’ atacan con todo a Jeison Murillo en redes!

El golpe de Cristiano Ronaldo a Jeison Murillo en la Champions

Filtran los nombres de los primeros convocados para amistosos de Colombia en octubre

¡Diez de Copas! Independiente y River Plate prometen chispas en la Libertadores