Un juzgado del Tolima condenó a 39 y 13 años de prisión, respectivamente, a Ángela Johana Herrera y Edilberto Rojas. Estos fueron condenados por la muerte de su ahijada Sarita, una niña de tres años brutalmente asesinada en Armero Guayabal, norte del departamento, en marzo de 2017.

Según la decisión judicial, se presentaron más de cien pruebas para determinar la responsabilidad de los padrinos. Dichas pruebas habrían sido suficientes para determinar la culpabilidad de estas dos personas en la muerte de la niña.

El juzgado condenó a 39 años y 8 meses de muertes a Ángela Johana Herrera por homicidio agravado en concurso heterogéneo con tortura agravada. Edilberto Rojas, por su parte, fue condenado a 13 años de prisión por tortura agravada.

Ambos serían responsables de haber abusado de la niña de tres años. La niña fue trasladada al hospital Federico Lleras Acosta de Ibagué, con señales de agresión sexual, agresión física y múltiples traumas. Murió el 22 de abril en la institución médica.

Los padrinos fueron capturados en Armero Guayabal luego del crimen. Serán conducidos a cárceles de Ibagué.

Más noticias de Colombia aquí

Sigue Leyendo

colombia

La "batalla de los cerebros": la guerra entre las mejores universidades de EE.UU. por hacerse con una rara y codiciada colección

colombia

Cómo los Medici usaron su fortuna para abrirse las puertas del cielo

colombia

La caravana de migrantes llega a Tijuana, desde donde pedirán asilo a Estados Unidos: "Aquí no nos quieren. Nos lanzaron piedras"

Destacados

Niña de 11 años escribe devastador mensaje antes de quitarse la vida

Novia decidió revelar los ardientes chats de su prometido y la amante en plena boda

Tolima buscará repetirle la dosis y dejar por fuera a Santa Fe

Ariadna Gutiérrez fue criticada por vestido transparente que mostró su ropa interior en los Grammy Latinos

La fuerte agresión de un pasajero a un auxiliar de vuelo al sufrir de diarrea en pleno vuelo