La constructora Odebrecht está inmersa en un escándalo mayúsculo de sobornos en toda América Latina, pero trata de defenderse. Con una demanda al gobierno de Colombia, la multinacional brasileña buscará recuperar unos 3,8 billones de pesos perdidos en la expropiación de la Ruta del Sol.

Según la compañía, sus activos en Colombia representados en las obras de la Ruta del Sol fueron expropiados de manera ilegal. La demanda presentada en tribunales internacionales acepta los sobornos pagados a funcionarios en Colombia, pero dice que estos fueron “errores” de sus directivos.

El argumento legal es un acuerdo que el gobierno colombiano hizo con España para proteger la inversión extranjera. “La presente carta constituye una notificación formal de disputa conforme al artículo 10 del APPRI (Acuerdo de Promoción y Protección Recíproca de Inversiones). España reclama la indemnización y el resarcimiento de los daños causados a sus inversiones por las múltiples violaciones a sus obligaciones asumidas bajo el acuerdo”, dice la demanda divulgada por Blu Radio.

El director de la Agencia Jurídica del Estado, Luis Guillermo Vélez, reconoció la existencia de esta demanda. Según Vélez, el contrato de la Ruta del Sol le ofrece a Odebrecht una oportunidad de sumarse a estas medidas, según una cláusula del acuerdo con España.

Aún así, Vélez aseguró al diario La República que el Estado ha actuado debidamente para proteger los intereses de los colombianos en este caso.

Más noticias de Colombia aquí

Sigue Leyendo

colombia

Autoridades frustran atentado terrorista del Eln que sería peor que el de la Escuela

colombia

¡Nuevo campeón! Millonarios frenó al expreso rojo en el Torneo Fox

colombia

La rara mascota con la que duerme Greeicy Rendón

Destacados

El error de Juan Diego Alvira en el cubrimiento del atentado de la Escuela General Santander

El tuit del hijo de Uribe por el que lo catalogan como "asco de persona"

¡Con insultos! Así recibieron los uribistas a Juan Manuel Santos en la marcha por la unidad

La verdadera historia de cómo ingresó el carro bomba a la General Santander

Humorista denuncia amenazas de muerte luego de burlarse del atentado