Este miércoles, Ana María Cortés fue asesinada en una cafetería de Cáceres (Antioquia), en un hecho que se ha convertido en otro de los asesinatos de líderes sociales de Colombia. La mujer, que fue coordinadora de campaña de Gustavo Petro en esta región, habría sido amenazada por el comandante del pueblo, según el propio excandidato presidencial.

Petro aseguró en una serie de mensajes publicados en la madrugada de este jueves que el comandante de la policía de Cáceres habría amenazado a Cortés.

Además, el excandidato le pidió al presidente electo Iván Duque que rompa su silencio con los asesinatos de Ana María Cortés y los demás líderes sociales asesinados en los últimos meses. “Su silencio permite el empoderamiento de los asesinos”, le recordó Petro a su contrincante en la campaña electoral que terminó el pasado 17 de junio.

Cortés, que fue líder social del municipio, habría sido también amenazada por grupos como las llamadas Autodefensas Gaitanistas y los 'Caparrapos'. Esta sería la última de las 311 muertes de líderes sociales y defensores de derechos humanos que, según la Defensoría del Pueblo, se registraron en Colombia entre enero de 2016 y el 30 de junio de 2018; un líder social muere cada tres días, según la entidad.

Más noticias de Colombia aquí

Sigue Leyendo

colombia

Delincuentes cuentan cómo evitar ser robado en un cajero automático o mediante una “llamada millonaria”

colombia

¿Ardida? La virreina nacional renunció a su título, esta es la razón

colombia

Exdirectora del SENA, despedida por denunciar corrupción, ahora comprueba que lo que dijo sí fue cierto

Destacados

Niña de 11 años escribe devastador mensaje antes de quitarse la vida

Novia decidió revelar los ardientes chats de su prometido y la amante en plena boda

La fuerte agresión de un pasajero a un auxiliar de vuelo al sufrir de diarrea en pleno vuelo

Ariadna Gutiérrez fue criticada por vestido transparente que mostró su ropa interior en los Grammy Latinos

La caravana de migrantes llega a Tijuana, desde donde pedirán asilo a Estados Unidos: "Aquí no nos quieren. Nos lanzaron piedras"