El número dos de la FARC, Iván Márquez, aseguró hoy que si fallece el también exguerrillero Jesús Santrich, acusado de narcotráfico por Estados Unidos y quien realiza una huelga de hambre desde hace más de 30 días en protesta por su captura, sería la muerte del acuerdo de paz que se firmó en 2016.

“Estoy agobiado por esta preocupación, que debe ser una preocupación generalizada de todo el país, porque un desenlace fatal de su situación, Dios no lo quiera, sería también la muerte del proceso de paz”, dijo Márquez durante un plantón en el departamento de Caquetá.

La jornada se llevó a cabo en la localidad de Miravalle, en donde Márquez y un nutrido grupo de excombatientes de la ya desmovilizada guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) exigieron la liberación de Santrich junto con habitantes de la zona.

Santrich, detenido en Bogotá el pasado 9 de abril y pedido en extradición por la justicia de Estados Unidos por narcotráfico, fue trasladado el jueves de esta semana desde el hospital El Tunal a una casa del episcopado colombiano por “razones humanitarias”, según informó la ONG Fundación Lazos de Dignidad.

Los asistentes a la actividad de este sábado realizaron pancartas y analizaron el futuro del acuerdo del paz que llevó a la guerrilla a transformarse en el movimiento político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común.

Más noticias de Colombia aquí

Sigue Leyendo

colombia

El caminado de la señorita Bolívar que causó carcajadas

colombia

Las duras críticas a la presentadora del Reinado Nacional de la Belleza

colombia

Muere Stan Lee: 5 de los superhéroes más famosos creados por el genio detrás de Marvel

Destacados

¡Atención! Murió el productor y escritor de cómics, Stan Lee

Bohemian Rhapsody: quién es Mary Austin, el gran amor en la vida de Freddie Mercury que aparece en la película sobre Queen

Por este canal podrá ver el Reinado Nacional de Belleza

Ruth Bader Ginsburg: por qué medio Estados Unidos entra en pánico cuando esta mujer se enferma

VIDEO: Así le fue al pastor que viajó a Bogotá para evangelizar prostitutas