La Fiscalía anunció que les imputará cargos de los delitos de lavado de activos y enriquecimiento ilícito de particulares a los hermanos Norberto, Uriel y Edna Mora Urrea, propietarios de la cadena de supermercados Supercundi, Merkandrea y Mercafusa, que suman 60 locales comerciales, todo por ser presuntos testaferros de las Farc.

El ente acusador cuenta que los hermanos se habrían prestado para fungir como dueños de estos supermercados que, en los años noventa, eran propiedad de un empresario que fue víctima de secuestro, además de aparecer como propietarios de otras sociedades que llamaron la atención por su rápido e inexplicable crecimiento económico.


Entre las pruebas recopiladas por las autoridades  figura que el patrimonio de la familia pasó entre 2006 y 2016 de 1.500 millones de pesos a cerca de 30.000 millones de pesos.

La Fiscalía agregó que los supermercados, que al parecer sirvieron “como red de abastecimiento” para la guerrilla, “al tiempo que servían como fachada para el lavado de dinero proveniente de actividades ilícitas”, se caracterizaban por vender productos con precios muy por debajo del valor comercial.

Según la directora de la Fiscalía Especializada de Extinción del Derecho de Dominio, Andrea del Pilar Malagón, para el hallazgo de los testaferros y sus bienes fueron fundamentales “los testimonios de los desmovilizados de las Farc”.

Sigue Leyendo

colombia

Se conocieron detalles del secuestro de 17 contratistas de EPM en el Bajo Cauca

colombia

“No es cierto que la historia se repita”: Juan Esteban Constaín

colombia

La particular y extravagante pinta con la que Dayro llegó al camerino de Nacional

Destacados

Las sentidas palabras de apoyo de Claudia López a Mónica Rodríguez

Los ‘problemitas’ que no dejan que el metro se eleve

¿Comienzan las renuncias en 'El desayuno' de RCN?

Lina Tejeiro muestra su nuevo y lujoso apartamento

¿Sara Uribe está embarazada? Esta foto sería la prueba