En vez de cerrarlos por no contar con el respectivo permiso de uso del suelo, tres miembros de la Policía de Cali decidieron aprovecharse de la situación de dos establecimientos de entretenimiento para adultos (sexcam) y les exigieron una millonaria mensualidad a sus propietarios a cambio de permitirles que siguieran funcionando.

De acuerdo con la Fiscalía, este soborno se cometió entre agosto del 2016 y agosto del 2017, y los implicados ya se encuentran bajo arresto gracias a las investigaciones que adelantó la institución. Se trata de los patrulleros Luis Carlos Riascos y Jairo Alexánder Torres, y el intendente jefe Renzon Armando Bernal, todos adscritos a la estación de El Caney.

“Los policiales habrían exigido una cuota inicial de $3 millones y posteriormente $1 millón mensualmente. Durante un año habrían cometido el ilícito”, dijo el ente investigador en un comunicado. 

Uno de los aspectos más llamativos del caso es que el intendente jefe Renzon Bernal ya se encontraba privado de la libertad en una cárcel por el delito de actos sexuales con menor de 14 años. Los otros dos miembros de la Policía deberán cumplir también con la medida de aseguramiento en establecimiento carcelario.

 

Sigue Leyendo

Cali

James quiere ser titular indiscutido en el Bayern, cuando visite al Schalke 04

Cali

México: matan a balazos al periodista Mario Gómez, corresponsal de El Heraldo de Chiapas

Cali

"Con 13 años fui acosada por cientos de hombres en la app Kik": la explotación sexual que se da en la popular red de mensajería instantánea

Destacados

Escena de 'La ley del corazón' 2 dejó en shock a televidentes colombianos

Por burlarse de imitador de 'Yo me llamo', Amparo Grisales fue tendencia en redes

La millonada que se llevó Greeicy Rendón por ganar reality mexicano

¿Regresa? Jota Mario podría estar muy pronto en este canal de televisión

Exmánager de Eileen Moreno y Alejandro García involucrado en nuevo escándalo