En vez de cerrarlos por no contar con el respectivo permiso de uso del suelo, tres miembros de la Policía de Cali decidieron aprovecharse de la situación de dos establecimientos de entretenimiento para adultos (sexcam) y les exigieron una millonaria mensualidad a sus propietarios a cambio de permitirles que siguieran funcionando.

De acuerdo con la Fiscalía, este soborno se cometió entre agosto del 2016 y agosto del 2017, y los implicados ya se encuentran bajo arresto gracias a las investigaciones que adelantó la institución. Se trata de los patrulleros Luis Carlos Riascos y Jairo Alexánder Torres, y el intendente jefe Renzon Armando Bernal, todos adscritos a la estación de El Caney.

“Los policiales habrían exigido una cuota inicial de $3 millones y posteriormente $1 millón mensualmente. Durante un año habrían cometido el ilícito”, dijo el ente investigador en un comunicado. 

Uno de los aspectos más llamativos del caso es que el intendente jefe Renzon Bernal ya se encontraba privado de la libertad en una cárcel por el delito de actos sexuales con menor de 14 años. Los otros dos miembros de la Policía deberán cumplir también con la medida de aseguramiento en establecimiento carcelario.

 

Sigue Leyendo

Cali

Quién es Raúl Gorrín, el magnate de Venezuela acusado en EE.UU. de lavar millones de dólares junto a un exguardaespaldas de Hugo Chávez

Cali

Con sensual baile, imitadora volvió loco a Pipe Bueno en 'Yo me llamo'

Cali

Brote de E. Coli: por qué en Estados Unidos declararon una alerta nacional por la lechuga romana

Destacados

¡Así se enteró Sara Uribe que estaba en embarazo!

Exparticipante de 'Yo me llamo' le envió contundente mensaje a Amparo Grisales

Maleja Restrepo es criticada por la comida que da a su hija

Nuevo centro comercial tendrá entradas a cine en $2500 y $3000

Con foto en brasier, Sara Uribe desnuda su panza de embarazada