Una vez ordenada la libertad de Alejandra Méndez, Natalia Trujillo, Lina Jiménez, Lizeth Rodríguez, Iván Darío Ramírez, Boris Rojas, César Barrera, Cristian Sandoval, Juan Camilo Pulido y Andrés Bohórquez –acusados por presuntamente cometer el atentado en el Centro Comercial Andino–,  la Fiscalía anunció que tenía nuevos motivos para volverlos a encerrar.

Vale recalcar que el sábado un juez ordenó la libertad de estos 10 jóvenes por vencimiento de términos.

De acuerdo con el fallo, la solicitud que presentó la Fiscalía para que se renovara la medida de aseguramiento fue extemporánea, por lo que se ordenó su libertad.

Pese a esta decisión, los diez jóvenes –que en su mayoría son abogados, sociólogos y politólogos de universidades públicas– seguirán vinculados a la investigación por el atentado en el Andino.

Zozobra al salir de prisión

En la noche del domingo, Camilo, Iván y Cristian fueron los primeros en recobrar su libertad de la cárcel La Modelo.

Pero la alegría fue efímera,  porque una vez cruzaron la puertas de la prisión, los volvieron a esposar.

Esa noche, los allegados de los tres jóvenes denunciaron que el operativo se realizó en medio de una  “detención y retención arbitraria e irregular,  porque fueron capturados por miembros del Esmad y la Dijín, sin orden judicial”.

No obstante, minutos después la Policía Metropolitana de Bogotá aclaró que “unidades de Policía Judicial capturaron por el delito de rebelión a Juan Camilo Pulido Rivero, Iván Darío Ramírez León y Cristian Santiago Sandoval, en cumplimiento a la orden emanada por la Fiscalía General de la Nación”.

Según la comunicación de las autoridades, los tres jóvenes fueron trasladados a “instalaciones de la Dijín, donde continúa su proceso de judicialización. En las próximas horas serán puestos a disposición de la autoridad competente”.

Por su parte, el ente acusador informó que “el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, ha reasignado la investigación por el atentado al Centro Comercial Andino en Bogotá a un nuevo fiscal de la Unidad de Crimen Organizado”.

Según se ha establecido, los jóvenes fueron detenidos en esta ocasión por un nuevo proceso penal, pues ahora los acusan por el delito de rebelión, en el que se les vincula con un hecho perpetrado en Medellín.

“El 26 de agosto, el juez cuarto penal municipal con funciones de control de garantías de Medellín avaló el pedido de privación de la libertad con fines de realizarles una nueva imputación y solicitud de medida de aseguramiento intramural, esta vez por el delito de rebelión, según una dudosa investigación que adelanta el fiscal 135 especializado (Decoc) de Medellín por presuntos hechos ocurridos en febrero de este año, es decir, cuando ellos ya se encontraban presos”, recalca un comunicado de los seres queridos de estos jóvenes.

Las  autoridades continuaron con la capturas

Tras la detención de Camilo, Iván y Cristian, continuó este lunes el trámite de libertad, en la cárcel El Buen Pastor, de las cuatro mujeres implicadas en el caso. Pero su suerte fue la misma.

Así lo confirmó David Uribe, abogado de Lizeth y Andrés, en conversación con PUBLIMETRO: “Las cuatro mujeres fueron capturadas como a la 1:30 p.m. (de este lunes) a la salida de la cárcel El Buen Pastor”.

Aparentemente, estas cuatro jóvenes también fueron capturadas por el delito de rebelión, perpetrado supuestamente en la ciudad de Medellín.

“Necesariamente, a ellos los tienen que vincular por hechos distintos al proceso Andino, porque a nadie lo pueden juzgar dos veces por los mismos hechos (…) La arbitrariedad más palpable, que nosotros alegamos, es que se trata de una orden de captura que no persigue los objetivos que deben perseguir: que es retener a una persona investigada de un delito,  porque  el objetivo real, lo que buscan con esto, es impedir que se haga efectiva una orden judicial de libertad que se había dado anteriormente”, recalcó el defensor de dos de los jóvenes.

La misma situación ocurrió este lunes con los tres jóvenes que estaban recluidos en la cárcel La Picota. 

A la salida del centro fueron recapturados, como pasó en la Modelo y el Buen Pastor.

Desde un principio y a la fecha, estos 10 jóvenes no han parado de repetir que su caso es un “falso positivo judicial”. Con la cabeza en alto gritan por su inocencia.

Exigen justicia

Familiares de las víctimas radicaron este lunes, en la notaría 50 de Bogotá, una tutela con relación a los recientes acontecimientos.

“Lo que nosotros expresamos en esa tutela es que nos sentimos insatisfechos con el manejo que se le ha dado en esta última semana al caso del centro comercial. Somos aproximadamente 11 familias afectadas las que estamos al frente de este tema. Lo que nosotros queremos son resultados, que esto no quede impune”, indicó a PUBLIMETRO Jaime Gutiérrez, familiar de Ana María Gutiérrez, quien falleció en el antentado.

En la tutela se argumenta que el juez incurrió en un error de procedimiento al darles el beneficio de la libertad por vencimiento de términos a los 10 jóvenes.

MÁS NOTICIAS DE BOGOTÁ Y EL PAÍS, AQUÍ 

Sigue Leyendo

Bogotá

Los ‘problemitas’ que no dejan que el metro se eleve

Bogotá

Por qué hay bisexuales que sienten hostilidad dentro de la comunidad LGBT

Bogotá

El ciberacoso que sufren las mujeres que buscan donantes de esperma en internet

Destacados

¿Comienzan las renuncias en 'El desayuno' de RCN?

¿Sara Uribe está embarazada? Esta foto sería la prueba

Lina Tejeiro muestra su nuevo y lujoso apartamento

Uribistas exigen a Caracol renuncia de Mónica Rodríguez por "ataques" a Uribe

¿Indirecta de Alejandra Borrero a Amparo Grisales? Esto publicó tras la discusión entre ambas