“Vengan a participar por los premios que tenemos en la feria. ¡A bailar se dijo!”, se escuchaba a todo volumen por los parlantes del centro comercial al animador, mientras que de una caja gigante de cartón sacaban los jeans que se pondrían en los maniquíes del local.

Estirar y doblar, estirar y doblar; después, acomodar la exhibición y a ofrecer: “Hermosa, ¿qué estás buscando, en qué te puedo ayudar?”, “caballero, tenemos lo que busca”, decía Yeison desde la vitrina.

A eso de las 10:00 a.m. empiezan a llegar los compradores mayoristas, los ‘Miranda de apellido Peláez’, como les dicen los vendedores a los que van a mirar y no compran nada, y a los antojados de una que otra cosa. Así empieza el día en uno de los centros comerciales más populares de Bogotá y no hablo de los exclusivos de la calle 85, hablo del GranSan y en general de San Victorino.

El GranSan es el centro comercial que reúne la mayor oferta de moda a precio mayorista y para los negocios la definición convence. Yo prefiero decir que de allí sale la ropa popular, la que se consigue en el centro de la ciudad y en los comercios de barrio, la que se consigue a buen precio y de buena calidad en el famoso ‘madrugón’, y de donde sale nuestro producto textil insignia: el jean levantacola.

Y es que por donde se camine, el jean levantacola, poco querido en esta tierra, pero venerado en países como México, se alza orgulloso.

El GranSan es tal vez una de las vitrinas más grandes de Colombia en lo que a moda se refiere y es, por no decir menos, el ejemplo perfecto de cómo las tendencias de las grandes pasarelas se adaptan a lo popular. La famosa moda democrática de la que se habla mucho últimamente.

Pero hay algo que ha impactado positivamente a los más de 700 comerciantes, como Yeison, que tienen hace años su local en el sector: el desmantelamiento del ‘Bronx’. Pues sí, mientras en otras zonas de la ciudad la percepción es negativa, los comerciantes del GranSan sienten que los favoreció: “La gente viene más confiada, obviamente no falta por ahí el que quiere robar, pero eso nos sirvió muchísimo porque está más seguro”, aseguró Laura González, vendedora de un almacén de zapatos en el centro comercial.

Para Luis Perea, que tiene un local de ropa fashion para dama, como dice su letrero, “fue bueno que se sacara esa gente de ahí porque los que no conocían el centro comercial vinieron a conocerlo, y después volvieron para comprar”, aseguró.

¿A qué le apuestan?

Por estos días, y hasta el 2 de septiembre, se realiza la Feria de la Confección Mayorista del GranSan, en donde se venden prendas de vestir a precio de huevo y en su mayoría producción nacional.

La idea con la feria también es impulsar las ventas para la temporada de fin de año y que todos los bogotanos conozcan esta zona de la ciudad.

Además, es una buena oportunidad para conseguir ropa con estilo y si lo que buscan es un consejo para vestir, las vitrinas están llenas de pantalones con rayas en telas fluidas, tonos como el amarillo en sacos y blusas, y camisetas con mensajes positivos.

PREGUNTA Y RESPUESTA

¿Cómo les ha ido en estos días de feria?

Hemos logrado reactivar, más que las ventas, la dinámica comercial. Ha venido mucha gente que no conocía el centro comercial y el empresario se siente motivado para lo que viene de cara para final de año.

Después del desmantelamiento del ‘Bronx’, ¿cómo cambió la dinámica de la que usted habla?

Cambió muchísimo. Más que un GranSan, es un San Victorino con seguridad, con mejor movilidad, la gente puede venir con toda la tranquilidad del mundo y es que acá hay de todo, no solo ropa, sino papelería, charcutería, mejor dicho de todo.

Es que en El GranSan encontramos productos colombianos y personas que trabajan en Altos de Cazucá, en el 20 de Julio, en Fontibón, en la Victoria, y que día a día están detrás de una máquina de coser y nos ofrecen los productos que tenemos acá.

No se puede negar que los productos chinos son una piedrita en el zapato…

Es cierto, pero en los últimos años hemos dado una lucha contra la ilegalidad. Es que más que el producto chino, el problema es el contrabando, el lavado de activos y todo lo oscuro que se teje bajo ese negocio. Es que si a mí me sale una camiseta en $17.000 a costo, sin ganarme nada, y ellos ofrecen la misma camisa a $5000, que es un precio imposible, ahí hay algo ilegal.

Hemos trabajado con la Fiscalía, pero lo mejor de todo es que estamos compitiendo con diseño y creatividad, porque nuestros precios son asequibles.

¿Cuál es la expectativa con la feria?

Queremos que crezca y que la gente venga, aunque eso lo estamos viendo desde el día que empezó la feria. Lo que queremos es impulsar la temporada de fin de año y como estamos sonando en todos lados, pues queremos impulsar la industria nacional.

Hace unos días escuché en una emisora que para qué impulsar la industria nacional, pero si yo impulso esa industria y la fortalezco, se reactiva el sector textil y otros sectores que nos favorecen a todos porque la gente no solo sale a comprar ropa, sino que va a cine, a los restaurantes, a un parque.

Queremos mover la ciudad y es que siempre que exista empleo habrá más seguridad, menos jóvenes delinquiendo y sí produciendo detrás de una máquina de coser.

¿Cuáles son las expectativas económicas con la feria?

Pensamos y le apuntamos al 30% de reactivación comercial. Somos 140 marcas y 700 empresarios que vendemos productos entre $40.000 y $70.000 un jean, que es la prenda estrella. También esperamos que se vendan entre 13.000 y 15.000 prendas en la feria.

¿Cómo le ha ido a la venta del jean levantacola?

¡Muy bien! Somos pioneros del jean levantacola y del jean anticelulitis. Aunque Colombia no tiene la infraestructura para exportar jeans, podemos cubrir la demanda nacional, aun así mandamos jeans a varios países de Latinoamérica.

Hay algo que debemos tener en cuenta y es que el jean levantacola es tan famoso que hasta los asiáticos nos copian el diseño. El jean colombiano es apetecido por su horma, su diseño y sus materiales.

Sigue Leyendo

Bogotá

Todo era mentira: la pareja y el indigente que engañaron al mundo con una campaña de recogida de fondos

Bogotá

Los colombianos vuelven a brillar en los Grammy Latinos

Bogotá

Esta es la nueva propuesta para despenalizar el aborto

Destacados

Caos en la movilidad por las marchas estudiantiles y de trabajadores en el país

Sara Uribe y Fredy Guarín hacen el "oso" en reconocida tienda de ropa

En bikini, Carla Giraldo dejó boquiabiertos a los seguidores de 'Loquito por ti'

Yina Calderón se presentó a 'Yo me llamo' y su audición no salió al aire

Vestido de Catalina Gómez para los Latin Grammy genera todo tipo de comentarios