La Dirección Especializada de Extinción del Derecho de Dominio de la Fiscalía identificó cuatro bienes que figuran a nombre del expersonero de Bogotá Francisco Rojas Birry, y cuyo valor comercial superaría los mil seiscientos millones de pesos $1.600’000.000.

El exfuncionario fue condenado por el denominado carrusel de la contratación en Bogotá, al demostrarse que recibió ciento cincuenta millones de pesos ($150’000.000) del contratista Julio Gómez para omitir los controles públicos a cargo de la personería respecto a la adjudicación irregular de obras durante la administración del exalcalde Samuel Moreno Rojas.

Asimismo, Rojas Birry cumple sentencia de ocho años de prisión por obtener doscientos millones de pesos ($200’000.000) de la captadora DMG.

Las evidencias recopiladas por la Fiscalía darían cuenta de que el expersonero de Bogotá habría incrementado su capital con los dineros que recibió en los dos casos a los que se hace referencia.

Por lo tanto,  fueron impuestas medidas cautelares con fines extinción de dominio sobre las propiedades identificadas:

Una casa, dos lotes y una sociedad (Farois S.A.S.), fueron los bienes incautados por personal del CTI de la Fiscalía, en desarrollo de diligencias cumplidas en el norte de Bogotá.

La vivienda ocupada era el lugar de residencia de Rojas Birry, tiene tres niveles y su avalúo es de mil cien millones de pesos ($1.100’000.000).

MÁS NOTICIAS DE BOGOTÁ Y EL PAÍS, AQUÍ 

También le puede interesar: 

 

 

Sigue Leyendo

Bogotá

Crean petición en Change.org para que "el concejal Marco Fidel Ramírez trabaje"

Bogotá

Currículum escrito a mano de joven que buscaba trabajo se ha vuelto viral

Bogotá

Luis Caputo renuncia como presidente del Banco Central de Argentina: qué significa la movida en pleno paro nacional y con Macri en Nueva York

Destacados

Las sentidas palabras de apoyo de Claudia López a Mónica Rodríguez

¿Comienzan las renuncias en 'El desayuno' de RCN?

Los ‘problemitas’ que no dejan que el metro se eleve

Lina Tejeiro muestra su nuevo y lujoso apartamento

El error de Caracol que no le perdonaron los televidentes