Jaider Iván Vivas, de 15 años, terminó con su vida en su vivienda, ubicada en el sur de Bogotá.

En esa casa vivía con sus tíos, ya que su mamá falleció cuando él tan solo tenía siete años.

Vecinos del sector han manifestado que el joven muchas veces les pedía comida, porque no había desayunado o almorzado.

Según las primeras versiones, en varias ocasiones estuvo en manos del Icbf, sin embargo, la entidad siempre lo devolvía a donde los únicos familiares que le quedaban.

“Se cansaba de que lo amarraran, lo dejaran sin comer durante días, lo obligaran a vender dulces en la calle. Se cansaba de que le recordaran que él no era más que un arrimado. Cuando llegaba al ICBF  le contaba a todo el mundo pero nadie le hizo caso”, expresa el aparte de un artículo de Las2orillas.

Las autoridades investigan para que los responsables del trágico final de Jaider Iván Vivas no queden en la impunidad.

MÁS NOTICIAS DE BOGOTÁ Y EL PAÍS, AQUÍ

Sigue Leyendo

Bogotá

Un envalentonado y recuperado, Nacional visita al Atlético Huila

Bogotá

Deportivo Cali tiene que ganar o ganar contra Deportes Tolima

Bogotá

Duque dice que mantiene voluntad de diálogo con el Eln

Destacados

Uribistas exigen a Caracol renuncia de Mónica Rodríguez por "ataques" a Uribe

Las respuestas de Jota Mario a quienes lo critican por volverse 'youtuber'

¡Pillados! Fotos confirman que James Rodríguez y ex de Marc Anthony están juntos

Histórico delantero de 'la Tricolor' en cuidados intensivos por crisis de diabetes

El descarado piropo de Pipe Bueno a Melina Ramírez en Yo Me Llamo