Uno de los casos más aberrantes en la vida judicial del país es la muerte de  una niña de 4 meses, encontrada en el cerro de La Valvanera en Chía. Su padre, Alexander Ospino Castro, se encuentra detenido en la Cárcel de la Picota, y desde allí rompió el silencio sobre por qué se convirtió en el asesino de la bebé en Chía.

En diálogo con RCN Radio, Ospino confesó los detalles del trágico caso. Aseguró que raptó la bebé luego de una fuerte discusión con Yudith Pereira, la madre de la niña y su pareja sentimental entonces. Aunque dijo que no había ahogado a la menor, reconoce que la enterró sin tener certeza de que estuviera aún con viva.

El tema más aberrante que confesó el asesino de la bebé en Chía era su intención de raptarla. Su idea no era matarla, sino, presuntamente, ofrecerla a una red criminal dedicada a la pornografía infantil. Aseguró a RCN Radio que entregaría la información del hombre que habría ofrecido comprar a la menor, que identificó como Eduard Yate.

Según la investigación, Alexander Ospino no era el padre biológico de la niña asesinada el pasado 17 de febrero, pero debido a que la bebé tenía sus apellidos, legalmente actuaba como su padre.

Cabe recordar que Ospino fue capturado el 20 de febrero en una finca de la localidad de Guamal (Meta), luego de una búsqueda por todo el departamento de Cundinamarca luego del escandaloso crimen, que sacudió a los municipios de Chía y Tabio.

Sigue Leyendo

Bogotá

Brexit: las 5 preguntas básicas sobre el "acuerdo de divorcio" entre Reino Unido y la Unión Europea que más se consultan en Google

Bogotá

La Ruta del Sol II: ¿las víctimas pasaron a ser cómplices de sobornos y delitos?

Bogotá

Conversatorios para #romperelsilencio por las mujeres en Bogotá

Destacados

Concejo aprueba nuevo cobro de valorización en Bogotá

Maleja Restrepo es criticada por la comida que da a su hija

Exparticipante de 'Yo me llamo' le envió contundente mensaje a Amparo Grisales

"¡La gente, la gente del pueblo!": El divertido video de Aída Bossa que se hizo viral en redes

El triste comentario de Jota Mario por el que le llueven los mensajes de apoyo