10 animales que llevan el acto sexual al extremo

Por Beatriz Rojas

Hay varios animales que llevan el acto sexual a niveles muy extraños y revolucionarios. Si no lo creen, lean lo que les tenemos a continuación.

Sexo de lejos

Comenzamos con los pulpos argonaut. Aunque estos animales marinos son sexuados, nunca experimentan el acto en sí, pues el macho produce espermas en un pene que está separado de su cuerpo y nada sólo hasta llegar a la hembra adecuada, pegándose a ella automáticamente. El macho sólo puede ver su encuentro sexual, ya que como mencionamos, su pene es desmontable. Este pulpo debe esperar mucho tiempo para que su miembro desmontable vuelva a crecer.

Hasta hacerse uno mismo

El rape, es un pez de aspecto desagradable y feo, además parece querer matar a quien se ponga enfrente y vive solo en aguas profundas hasta que encuentra a la hembra ideal que literalmente lo hará suyo. Su color suele ser gris oscuro o café, tiene cabeza enorme y boca gigantesca en forma de media luna. Además, puede alcanzar un metro de longitud, sin embargo, la mayoría mide menos de 30 cms. Cuando un rape macho joven encuentra a una hembra, se acopla a ella con sus afilados dientes. Con el tiempo, llega a fundirse con ella, conectándose en piel y flujo sanguíneo, incluso pierde los ojos y todos los órganos internos menos los testículos. Cada hembra puede llevar seis o más machos en su cuerpo.

Algo oculta ese pato

El pato enmascarado argentino habita en los lagos de la montaña de América del Sur y su aspecto es similar al de las demás aves acuáticas, a diferencia de que posee un pene “real” que se extiende hasta por 18 pulgadas (45cms). Esta característica lo hace único, por tener el pene más grande entre las aves y el de mayor tamaño, entre todos los animales, en relación a su cuerpo.

Exclusivamente oral

Estas especies de peces: cíclicos africanos incubadores bucales, no tienen sexo típico, ellos sólo lo hacen oral, pues el macho rocía los huevos en la boca de la hembra para su posterior fertilización. Estos peces son probablemente las únicas criaturas que usan el sexo oral para su reproducción.

Sexo sucio

La hembra hipopótamo se toma muy en serio el cortejo por parte del macho. El indicado atrae a la hembra esparciendo sus heces con la cola por todas partes. El baile sucio y además escandaloso que hace el hipopótamo, enloquece a la hembra con su olor y le produce una sensación de atracción más que de rechazo, como los humanos podríamos pensar.

Las hembras mandan en el sexo

Los falaropos rojos  son famosos por sus largas migraciones, pero algo que distingue a las hembras, es que son las que mandan cuando de sexualidad se trata. Ellas tienen ventaja físicamente al tener colores brillantes que atraen miradas de varios falaropos machos, los cuales no resisten el encanto y aceptan que la hembra tenga todo un harem. Así es, ellas toman múltiples parejas durante su temporada de anidación y por su extravagancia, también son las que se encargan de cuidar a sus múltiples parejas.

Cambio de roles

Los caballos de mar se acoplan de una manera similar a otros animales, pero esa similitud termina cuando los machos son los que cuidan y protegen a sus huevos, ya que la hembra es la que deposita sus huevos en el macho. Al quedar el caballo de mar embarazado, puede llegar a dar a luz a más de 190 caballitos de mar.

Sexo maratónico

Los leones africanos tienen un lugar en esta lista ya que pueden aparearse hasta por 3 días seguidos, con descansos de 10 a 20 minutos, y aunque el acto dura sólo unos segundos, estos felinos tienen tantas relaciones que sorprenden a cualquiera.

Amor lésbico

Lagartos whiptail. En su totalidad esta especie está compuesta por hembras que se reproducen de una manera sorprendente. No necesitan aparearse, ni necesitan un órgano sexual que las fecunde, pues ellas producen clones de sí mismas. Sin embargo esto requiere de un ritual de apareamiento para estimular la producción de huevos y el desarrollo del clon, de esto se encarga una lagarta que estimule tal acto.

Cabras en busca de amor

Estos animales actúan entre sí simulando estar en el acto para estimular visualmente al macho que quieren. Las cabras se montan ellas y participan en actos de amor lésbico, esto provoca a los machos a tener relaciones con ellas. Así, las cabras muestran el ejemplo de cómo quieren ser tratadas y qué es lo que quieren del acompañante sexual.

Lea también

Las mujeres más viejas tienen mejor sexo, afirma estudio

Estas son las típicas frases de los hombres machistas en una discusión

MÁS VIDA CON ESTILO AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo