Dos testimonios para inspirar la armonía con el planeta

Ecología. Personajes comprometidos con el medio ambiente, hablaron con PUBLIMETRO sobre cómo vivir siendo más verdes

Por Publimetro Colombia

Dos reconocidas figuras en el ámbito ecológico confesaron sus creencias, mañas y sueños para una ciudad menos contaminada y una vida más natural.

El primero es Héctor Buitrago bajista, arreglista y productor de la banda de rock bogotana Aterciopelados y del proyecto Conhector.

Por otro lado, hablamos con la doctora Brigitte L. G. Baptiste, directora del Instituto Humboldt, bióloga de la Universidad Javeriana y activista ambiental.

Estas son las preguntas que ambos se le midieron a contestar.

1. Si tuviera que dar una clase a alumnos de tercero de primaria sobre conciencia ecológica ¿cómo se llamaría?, ¿qué temas manejaría?

2. ¿Cuál es el ‘incendio’ ecológico que en Bogotá hay que apagar con más urgencia?

3. ¿Cuál es para usted la maña antiecológica más común de las personas?, ¿cómo mitigarla o erradicarla?

4. ¿Es para usted una afición, misión, o pasión la defensa ecológica?

5. ¿Ha tenido sueños ecológicos?

6. ¿Qué es lo menos ecológico que hace parte de su personalidad y que quisiera mejorar?

7. Ser ecológico, ¿por qué es tan caro?

8. ¿Cuál es su ‘pecado’ ecológico?

Héctor Buitrago

1. Se llamaría el mundo visto por los niños: qué hacen mal los adultos en el cuidado del planeta, cómo lo harían ellos, qué propuestas tendrían, todo desde lo lúdico, a veces ellos lo ven más claro que los adultos.

2. Hay varios: la contaminación ambiental por smog, la visual, la auditiva… la amenaza a los humedales, la minería en la ciudad, la situación del río Bogotá. Hay que seguir pidiendo energías más limpias, transportes más amables con el ambiente, solidarizarnos y empoderarnos de nuestro río.

3. La falta de conciencia, no entender que el planeta es nuestra casa y que tenemos que respetarla y cuidarla y no sólo ver cómo sacamos provecho económico sin pensar en las futuras generaciones.

4. Se ha convertido en misión ser guardián del agua de este territorio. ‘Cantoalagua’ es la plataforma para mover esta tarea: www.cantoalagua.com.
5. Sí: que seamos miles/millones  abrazando todos estos ideales de preservación y conciencia.

6. La utilización de combustibles fósiles para movilizarme. Hay que esperar que se desarrollen fuentes de energía más limpias, muchas ya existen, y que las implementen rápidamente.

7. Puede ser barato también:  ir en bicicleta, ser vegetariano, bañarse corto, reusar ropas, libros, juguetes, consumir local, volver al trueque, tener huerta propia.

8. Usar carro o avión para transportarme.

Brigitte L.G. baptiste
 

1. La llamaría “Tu cuerpo” y la dedicaría a hacer que compararan sus sentidos y su anatomía con la de la naturaleza: que pensaran en la Tierra como un ser vivo. Y, por supuesto, los animaría a salir del aula formal y a conversar en un parque.

2. La descordinación de políticas: cada ciudadano y cada funcionario tiene una visión de Bogotá totlamente diferente. Necesitamos una gran conversación sobre qué significa ser bogotanos, cómo es que estamos en estas circunstancias: un altiplano que era una gran laguna y que ahora habla de estar 2600 metros más cerca de las estrellas.

3. Creer que vivimos solos y tenemos derecho a hacer con el mundo lo que nos da la gana. La clave es demostrar que si conversamos y contruimos imagenes y espacios comunes, nos va mejor a todos. La idea de la competencia individual como una mala enseñanza de darvinismo social es fatal, solo conduce a la violencia y a la extinción. Es la acción colectiva la que garantiza la supervivencia.
4. Es una obligación ética derivada de la conciencia, de participar de muchas otras dimensiones distintas a mí misma.

5. Siempre sueño nadando de noche en el río Inirida, o en una corriente de agua desconocida.

6. Algunos hábitos de consumo difíciles de desarraigar, que implican huellas ecológicas que afectarán a mis propias hijas.

7. Eso es falso. Es el ecologismo light el que nos permite compensar temporalmente nuestro impacto ambiental con dinero, pero que a la larga es un acto inviable, porque el dinero no tiene mayor sentido de las energías que se mueven en los ecosistemas.

8. Ser carnívora.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo