¿Qué tan limpia es la ‘energía verde’?

Un estudio indica que tampoco es la solución para frenar el calentamiento global.

Por Publimetro Colombia

El aumento en la demanda de energía ha incrementado el uso energías alternativas como la eólica y la solar  que hasta ahora gozaban de buena fama, pero un estudio reciente que acaba de publicar  señala que estas también  podrían llegar a afectar el clima.

El sueño de gran parte de la población del planeta consiste en una vida mejor y más cómoda, lo que en la práctica significa vivir en un lugar amplio, con aire acondicionado, tener un carro y tal vez un barco o una casa de vacaciones, por no hablar de volar a destinos exóticos.

El problema con este estilo de vida es que consume mucha energía. Si todo el mundo pudiera cumplir ese sueño, tendríamos que generar más de 10 veces los teravatios que utilizamos actualmente cada año. Y si en un futuro se cumple el escenario de las películas de ciencia ficción en el que somos servidos por un ejército de robots, vamos a necesitar muchos más. ¿Qué hacer entonces?

Esta claro que las fuentes tradicionales no son alternativa. Y ahora parece, según el estudio en cuestión, que las  alternativas también generan un saldo negativo para el planeta.  Asegura la investigación que, por ahora, los efectos climáticos de la “energía verde” son triviales comparados con los gases de efecto invernadero pero si el consumo sigue disparado en los próximos siglos, los efectos serán cada vez más notorios.
 

Y es que el problema fundamental de la civilización consiste en que casi toda la energía que se consume en la Tierra termina convirtiéndose en calor residual como asegura el científico Eric Chaisson del Centro Harvard Smithsonian para Astrofísica en Cambridge, Massachusetts,

Aunque las energías alternativas generan menos efectos negativos que las adquiridas por combustibles fósiles, la producción excesiva genera calor residual. En 2010, Somnath Baidya Roy, investigador de la Universidad de Illinois demostró que los parques eólicos afectan el clima local. Esto ha sido confirmado en un parque eólico en San Gorgonio, California donde investigadores mostraron como el aire en la parte posterior de las turbinas de viento tiende a calentarse, por lo que al llegar al suelo en la noche genera un efecto de calentamiento en el suelo terrestre.

También la energía solar puede afectar el clima ya que los paneles solares ayudan a calentar el aire que los rodea. Un estudio reciente llegó a la conclusión de que la ubicación de paneles solares puede lograr un aumento en el clima de su entorno por encima de los 0,4 ° C lo que afectaría los patrones de temperatura y de viento dentro de un radio de 300 kilómetros.

Por supuesto, el desarrollo de  paneles solares más eficientes hará  posible reducir el nivel de reflectividad.

Algunos consideran que la tarea más urgente es reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, más cuando los científicos aseguran que las fuentes de energías renovables no serán una solucióna menos de que el mundo tome conciencia sobre la cantidad de energía que hoy consume y los cambios sean en el estilo de vida y no en las fuentes de energía.

Estefanía Reyes C

[email protected]

@chimpi777

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo