Monster Palooza, la convención del terror llega a Medellín

Desde este viernes y hasta el domingo se realizará en Plaza Mayor el evento que reunirá a los mejores artistas de efectos especiales.

Por Ariadne Agamez Lombana

Detrás de cada súper héroe, del cine o la televisión, existe una criatura terrorífica que es fundamental para sus historias. En la mayoría de los casos son los villanos y los que generan sentimientos de horror, miedo, terror o asco. Son capaces de alterar los sentidos, aumentar las palpitaciones del corazón, la sudoración del cuerpo y provocar escalofríos con su presencia.

Sin embargo, detrás de cada uno de ellos, muy ocultos y de muy bajo perfil, se encuentran sus creadores, expertos de maquillaje de efectos especiales, que logran construir con sus manos y creatividad a los seres más aterradores del entretenimiento.

Ese es el caso de Mario León Artunduga, experto en morfología humana, artista judicial, docente, maquillador profesional y de efectos especiales, y tecnólogo en dibujo arquitectónico e ingeniería; que hace parte de los talentos locales que se darán cita en la convención.

De la cruda realidad a la ficción

Mario inició su carrera profesional en 1988 realizando procedimientos judiciales de reconstrucción facial para la desaparecida Instrucción Criminal, ahora la Fiscalía. Debía moldear sobre los cráneos de las personas fallecidas que no habían sido identificadas, conocidas como N.N., para lograr revelar su identidad, así como en la caracterización de investigadores infiltrados.

“Me entregaban el hueso y tenía que trabajar con plastilina o arcilla en ir recreando la cara hasta encontrar, más o menos, las facciones de las personas a la que pertenecía el cráneo”, contó a PUBLIMETRO.

Recuerda que llegó a realizar esa labor gracias a sus habilidades como dibujante y al reconocimiento de un exdirector de dicha institución que conoció su trabajo y que le abrió las puertas del mundo judicial y policíaco.

“Recibí una capacitación cuando nació la Fiscalía y se crearon unos grupos especializados en los que había un médico, un antropólogo, un odontólogo y un artista. Trabajábamos en identificaciones muy especializadas de casos complejos de violencia en el país”, reveló.

Para su trabajo con la caracterización y cambios a los investigadores infiltrados, por la falta de material especializado en esa época, Mario debió aprender de manera autodidacta a preparar el maquillaje y las prótesis que necesitaba utilizar.

“Tuve que experimentar, pero con la ventaja de tener formación en morfología humana y que conozco cómo se puede transformar el cuerpo humano. Han sido muchos casos de alto riesgo, tuve que ver muchas cosas de violencia y reconstruir a las personas que habían sido víctimas de esto. A su vez empecé a capacitar a miembros del Ejército, la Policía, el extinto DAS, en caracterización. Esto tiene que ver mucho con el cine, pero en la vida real”, comentó el experto.

En los casos más duros

Mario ha sido parte de los expertos y profesionales que han estado detrás de los casos más fuertes y renombrados en el país. Trabajó en la identificación de los muertos en la comuna 13 de Medellín, en el caso de Bojayá, con los niños violados y asesinados por Garavito, hasta en el renombrado caso Colmenares.

En el caso de Garavito tuvo que trabajar en la reconstrucción de los niños y en la caracterización de los investigadores, “como se comenzaron a encontrar los esqueletos de niños, tuve que hacer caracterización con investigadores infiltrados que trabajaron en Pereira y con los huesos tuve que hacer la reconstrucción de los niños”.

Para lograrlo tuvo que realizar análisis y estudios con niños que vivían en Risaralda para encontrar las características propias de la zona y basarse en tablas antropológicas de mujeres para poder hacer las reconstrucciones, lo que permitió que al terminar el moldeado de los cráneos los familiares lograran identificarlos.

El más reciente fue el caso de Luis Andrés Colmenares, en el que Mario fue consultado como perito. “Estuve en el caso Colmenares como perito, por lo que soy morfólogo. Me dijeron que indicara cómo era una  herida de botella y que si en el rostro de Luis Andrés había un golpe de este. Me tocó hacer el estudio del golpe y la conclusión a la que llegué es que todo lo que tiene en el rostro son arrastres y no golpes, porque los golpes son directos, por lo que él tiene es producto de una caída”, reveló.

También dijo que encontró morados en el rostro que nacen en la punta de la nariz y terminan al lado del ojo, así como aplastamientos que van desde la boca hasta la frente, en los que pudo determinar la existencia de un solo eje. “Si fueran golpes sueltos, cada uno tendría su propio eje. Creo que se golpeó con el borde del canal por el desliz que tiene en la cara y por el desplazamiento del golpe, porque es un golpe de movimiento y corresponde a una caída sobre algo”, comentó.

Además, explicó que Luis Andrés no murió por el golpe, “si al él lo alcanzan a recoger, no habría muerto. Él murió ahogado, porque en la nariz tenía una espuma que se produce por el aire y el agua. Como lo dijo la mamá, el cuerpo lo dice todo y así es”.

La ficción

Mario ha conjugado su experiencia profesional entre la vida real con la ficción. Sin embargo, los últimos años se ha dedicado al maquillaje profesional y de efectos especiales, pero sobre todo a la docencia.

“Ya no se requiere de la reconstrucción por el uso de las pruebas de ADN.  Pero todo lo que aprendí me ayudó mucho para la creación de los personajes, porque puedo jugar con toda la parte anatómica en el maquillaje”, agregó el experto.

Sobre la importancia de la convención en Medellín, reveló que para el gremio es muy importante porque “Medellín se ha convertido en el centro de innovación y esta es una gran plataforma para todos los que se están formando y consolidando en este tipo de arte”, puntualizó.

Monsters Palooza

Por primera vez llega a Medellín la convención dedicada a monstruos, criaturas del cine y las series de televisión, en la que se podrá conocer toda la industria que está detrás de los protagonistas del terror.

José Gabriel Macías, jefe de prensa Monster Palooza Colombia, destacó que “este es un evento que se realiza por primera vez en Colombia y escogimos Medellín por ser la ciudad que está a la vanguardia, por lo innovadora y por todo lo que se está gestando alrededor de la industria creativa”.

En este evento participarán maquilladores, creadores de esculturas de monstruos, coleccionistas y fanáticos. Serán en total 110 expositores temáticos en los que los amantes del terror podrán encontrar a sus personajes favoritos.

“La convención tendrá invitados internacionales como Jacob Kuipers, el doble de Jack Sparrow de la película Piratas del Caribe, y el actor de Hollywood Kevin Mcnally, conocido por el papel del Señor Gibb en la misma producción. Además, llega uno de los campeones en maquillaje y efectos especiales Rashaad Santiago, para compartir su experiencia con todos los asistentes”, indicó el ejecutivo.

Dentro de las atracciones se encuentran el auto de los Cazafantasmas y los centros de experiencias en los que estará el mundo de Harry Potter y el museo de criaturas exclusivas de Hollywood, donde podrán observar las réplicas de Annabelle y Chucky.

_______________________________________________________________

La cifra

110 expositores temáticos participarán de la primera vez que Monters Palooza se realiza en Medellín.

_______________________________________________________________

La frase

“Medellín se ha convertido en el centro de innovación y esta es una gran plataforma para todos los que se están formando y consolidando en este tipo de arte”, Mario León Artunduaga, artista experto en maquillaje de efectos especiales.

_______________________________________________________________

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo