Ocho claves para entender la venta de activos de EPM

Conozca las razones por las que Empresas Públicas de Medellín debió tomar la decisión de vender algunas de sus acciones luego de la crisis en Hidroituango.

Por Ariadne Agamez Lombana

Desde el pasado 28 de abril la historia de EPM se partió en dos. Un derrumbe dentro de un túnel del proyecto hidroeléctrico Ituango, ubicado en el corazón de la cordillera de los Andes, lo dejó en el ojo del huracán.

Han pasado seis meses en los que la compañía ha enfrentado diferentes contingencias dentro de la misma crisis, lo que ha significado retrasos de la obra de por lo menos tres años, además de sobrecostos billonarios. EPM señaló que dejará de recibir recursos de $4 billones por la operación comercial, entre el 2018 y el 2021.

Para enfrentar la situación, EPM anunció que deberá vender algunos de sus activos para cubrir la iliquidez que proyecta tener por la no entrada en funcionamiento del proyecto Ituango. El mismo que estaba planeado para ser entregado en diciembre

“EPM mantiene una posición financiera sólida en el mediano y largo plazo y como una empresa de gran tamaño hace una proyección financiera con horizontes de mediano y largo plazo. Por la situación de Ituango, esa proyección de disponibilidad de caja y capacidad de endeudamiento se ha afectado, es una situación coyuntural y por eso surge la necesidad de vender”, explicó Alejandro Jaramillo, vicepresidente de crecimiento de EPM.

  • Necesidad de recursos.

Por el retraso en la entrada en operación del proyecto hidroeléctrico Ituango, que se tenía previsto debería comenzar a generar energía en diciembre de 2018, el no cumplimiento de esa fecha afecta el ingreso de recursos financieros que recibiría la compañía para el desarrollo de su plan de inversiones. Por esa razón, aseguran, es necesario vender algunos de los activos de la empresa para continuar con el plan de inversiones en infraestructura.

  • Venta de acciones de empresas que no controla.

Para obtener recursos finacieros, EPM indicó que venderá la propiedad completa de activos, participaciones accionarias y participaciones accionarias minoritarias no materiales. Es decir, lo que se ha denominado como desinversión en aquellas empresas que no son controladas por EPM y de las que sabe puede lograr una venta rápida.

  • Ni control o injerencia en las decisiones de ISA.

Según EPM, la venta de las acciones de ISA se da por tratarse de una participación minoritaria del 10.17%, lo cual no permite que ellos tengan injerencia en las grandes decisiones que tome la generadora eléctrica. Además, ISA es una compañía de alto reconocimiento en Latinoamérica y sus acciones están listadas en la bolsa, por lo que su venta tiene alta probabilidad de ejecución, según lo señalado.

  • Concejo dijo sí a la venta.

El 30 de octubre, el Concejo de Medellín aprobó el Proyecto de Acuerdo 150, con 16 votos a favor y cinco en contra, luego de dos debates y 10 sesiones de socialización. En el último debate autorizaron la venta de participaciones accionarias que posee EPM en algunas empresas en Colombia.

  • Venta de acciones en 11 empresas colombianas.

La compañía podrá enajenar sus acciones en: ISA (10,1 %), Promioriente (6,73 %), Hidroeléctrica del Río Aures (42 %), Gestión Energética – Gensa (0,19 %), Emgesa (0,00075 %), Terpel (0,00454 %), Corficolombiana (0,00020 %), BBVA (0,00002 %), Davivienda (0,00052 %), Acerías Paz del Río (0,00001 %) e Inverseguros (0,03504 %).

  • Venta de activos en Chile

Se trata de acciones en Aguas Antofagasta y el Parque eólico Los Cururos, que son considerados activos de buen tamaño, de buen valor y son controlados por EPM. Esta venta disminuiría la deuda del grupo y como requieren inversiones, también reducirían la presión en la compañía.

  • La ruta de la venta.

Según la Ley 226, se indica que primero se deben ofrecer las acciones al sector solidario, los empleados, jubilados, fondos de pensiones, fondos de empleados, cooperativas y sindicatos; ese ofrecimiento es por un periodo mínimo de dos meses y debe tener una línea de financiación otorgada por la empresa o entidad financiera. Luego de terminado ese tiempo se ofrece al público en general.

  • EPM no será privada.

EPM ratificó que la compañía es 100% pública y que su venta o privatización no ha sido considerada por la Alcaldía de Medellín, su propietaria, ni por la Junta Directiva. “La venta de activos en ningún momento significa que EPM va a perder su condición de empresa 100% pública”, dijo Jorge Londoño De la Cuesta, gerente general de EPM.

_______________________________________________________________

La situación actual del proyecto

De acuerdo con el reporte de EPM, el miércoles 31 de octubre de 2018, la cantidad de agua que ingresa al embalse es de 1023 metros cúbicos por segundo, lo que está dentro de los límites normales. La casa de máquinas sigue permitiendo el paso del agua y se estima que están saliendo 733 metros cúbicos por segundo, lo que representa una situación estable.

La altura del embalse ya llegó la cota 400,33 metros sobre el nivel del mar. Por el momento no se han reportado deslizamientos. “En este momento el embalse está en la cota 400 y el vertedero empieza en la cota 401, pero vamos a dejar subir un poco más el embalse para que cuando el agua salga por el vertedero lo haga con más fuerza y provoque lo que se denomina un ‘salto de ski’, que nos dará más seguridad en la operación”, explicó Londoño.

_______________________________________________________________

MÁS NOTICIAS DE MEDELLÍN, AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo