Las malas prácticas en Provenza atraen a los habitantes de calle

Los habitantes de calle han encontrado una fuente de ingresos en los malos manejos de las basuras y de los residuos sólidos.

Por Ariadne Agamez Lombana

Provenza es uno de los sectores más atractivos de El Poblado. En pocas cuadras se encuentra una gran cantidad de cafés, restaurantes, discotecas, hoteles, hostales, oficinas y viviendas. Además, tiene en su territorio a la quebrada La Presidenta, que lo embellece con su vegetación.

Este sector de la comuna 14 es de los más visitados por los turistas que llegan a Medellín. Se estima que en esta zona existen cerca de 20 hostales de todo tipo y más de 100 establecimientos comerciales.

En los últimos meses los ciudadanos, habitantes y trabajadores del sector han notado una mayor presencia de habitantes de calle. Algunos se atreven a decir que la intervención en la Avenida de Greiff dispersó por toda la ciudad a las decenas de personas que habitaban allí en condición de calle.

La intervención se realizó el pasado 29 de agosto y ese mismo día más de 900 habitantes de calle se dirigieron al Centro Día, uno de los lugares de atención para esta población que tiene la administración municipal, para aceptar la ayuda. Al día siguiente llegaron 700 más. Sin embargo, gran cantidad de esta población cambió de lugar.

La problemática

Ernesto Rodríguez, comerciante de Provenza, afirmó que este problema con los habitantes de calle inició desde que arrancó la intervención del Centro de Medellín con esta administración.

“Lo que encuentran los habitantes de calle es la facilidad que tienen para acceder al reciclaje. Eso es lo que les abre la puerta para que encuentren en Provenza una razón poderosa para llegar. El problema es que muchos de los comerciantes no están reciclando con Emvarias, con la ruta recicla, entonces ellos están encontrando el efectivo en las bolsa de basura”, dijo Rodríguez.

Es común ver durante cualquier momento del día a los habitantes de calle caminando por las calles de Provenza con una bolsa de basura en el hombro. Y es que en promedio por cada bolsa que lleven llena de reciclaje a los acopios estarían recibiendo $5000.

“Cuando una persona de estas llega a un centro de acopio y otro le pregunta que dónde consiguió esas bolsas llenas de cristalería, entonces le dirá que en la carrera 35 y que es muy fácil. Por eso cada día llegan más”, agregó el comerciante.

Por su parte, Ana María Henao, administradora de la Corporación barrio Provenza, considera que el aumento de los habitantes de calle es en toda la ciudad y que no es una situación específica del barrio Provenza.

“Nos hemos reunido con varias entidades buscando solucionar el tema del reciclaje, porque sabemos que es uno de los medios que alientan a que los habitantes deseen quedarse en la zona”, dijo la administradora.

Lo que pretende la Corporación con las entidades del estado es darle un manejo adecuado a los residuos reciclables, para acabar con ese sustento que logran obtener los habitantes de calle a través de este.

La posible solución

Henao explicó que han estado gestionando con Emvarias un punto naranja, que es un conteiner grande en el que se almacenan los residuos y se pueden clasificar.

“Hemos gestionado, pero no ha sido posible que lo ubiquen en la zona. En Provenza se produce una gran cantidad de materiales reciclables y ordinarios, por lo que sería indispensable poder contar con un punto naranja, ya que no es suficiente con sacar la bolsa del reciclaje porque ahí es donde llega el habitante de calle”, agregó la administradora.

La corporación actualmente tiene alrededor de 30 afiliados, pero en la zona hay cerca de 200 comerciantes, que deberán trabajar articuladamente para darle solución a la problemática.

Si bien a ninguna persona le gusta ver la basura tirada en los andenes, muchos son los comerciantes que por el tamaño de sus negocios o por el horario de su funcionamiento, que no cumplen con los procedimientos que corresponden para el reciclaje.

Plan de recuperación

Henao considera que ya es hora de que la administración municipal piense, al igual que como lo hizo con el centro de la ciudad, en ejecutar un plan de recuperación y transformación de El Poblado.

“Este es un sector de la ciudad que tiene un auge impresionante de comercio, de viviendas y en donde confluyen demasiadas cosas que deberán generar la necesidad de pensar en un plan de recuperación para la comuna”, indicó la administradora.

Lo que dice la administración

Carolina Cuartas, coordinadora profesional del componente de calle, aclaró que para los registros que manejan como institución no se cuenta con un censo que confirme que se presentó un aumento de los habitantes de calle en este sector.

“No tenemos un reporte de aumento de la población en el sector de Provenza. Con los comerciantes hemos realizado varias reuniones y hemos explicado en qué consiste nuestro programa, los alcances que tenemos y lo que no se debe hacer”, explicó Cuartas.

Además, comentó que el sector de Provenza efectivamente es un sector muy llamativo para la población que está en condición de calle.

“Es atractivo por el reciclaje, la venta de comidas y la población extranjera. Por todo lo que de allí emerge, que facilita que se dé la presencia del habitante de calle”, dijo la profesional.

Cada viernes con el apoyo de la Policía Nacional se hace un recorrido por el sector para el desmonte de cambuches y para que la población  en situación de calle conozca la oferta institucional.

Para la administración es clave que los comerciantes y ciudadanos hagan un manejo adecuado de los residuos sólidos. “Que no saquen la basura a destiempo, que no le entreguen el reciclaje, que no entreguen alimentación ni den limosna; además, de no utilizar a los habitantes de calle como el que hace los mandados”.

Según la funcionaria el último censo de habitantes de calle que se realizó en la ciudad fue en el 2009, en ese entonces se estableció que existían 3500 y cerca de 22.000 personas en situación de calle, pero que es muy posible que muchas de ellas hayan cambiado su situación social.

“Es importante que entendamos que habitar la calle es una decisión de vida, que cuando yo estoy en la calle es porque quiero estar y por eso esta problemática la vamos a encontrar en cualquier lugar de la ciudad y lo que tenemos que hacer es no posibilitar esa permanencia o el aumento de ellos con las malas prácticas”, puntualizó Cuartas.

_______________________________________________________________

La cifra

En promedio cada habitante de calle recibe $5000 por cada bolsa de reciclaje.

_______________________________________________________________

La frase

"Es importante que entendamos que habitar la calle es una decisión de vida. Lo que tenemos que hacer es no posibilitar esa permanencia", Carolina Cuartas, coordinadora profesional del componente de calle de la Secretaría de Inclusión Social y Familia.

_______________________________________________________________

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo