La construcción de la ciclorruta de Las Vegas en Medellín genera dudas

Medellín actualmente cuenta con 45 kilómetros de ciclorruta y espera agregar 80 kilómetros al término de esta administración.

Por Ariadne Agamez Lombana

La meta según el Plan Metropolitano de la Bicicleta para el 2030 es llegar a 400 kilómetros de ciclorrutas que permitan la interconexión del Valle de Aburrá.

La bicicleta se ha presentado como la solución a muchos de los problemas de la ciudad, entre los que están la movilidad, la sostenibilidad y el medio ambiente. Desde la administración actual el discurso ha estado enfocado en la motivación de los ciudadanos para que dejen sus vehículos particulares y decidan subirse a una bicicleta. Sin embargo, la infraestructura es vital para que esto suceda.

La construcción  de la ciclorruta de la avenida Las Vegas, en el caso puntual, es una de las obras de infraestructura que se adelantan en la actualidad. Tiene dos kilómetros de extensión, se construye en el carril central de la vía, va desde la calle 10 hasta la 4 sur y representa una inversión de 3384 millones de pesos.

Carlos Eduardo Carvajal, director de Pedaleandoalma, ha estado participando de todos los procesos de socialización que las diferentes administraciones han ejecutado para escuchar a los ciudadanos y construir la ciudad de manera conjunta.

“Esta ciclorruta fue anunciada desde hace cuatro años y apenas en esta administración, un año y medio después de haber empezado la gestión, es que la están construyendo. Vemos dos cosas, una es que la van a hacer en el separador central y dos que no hay interconexión con otras ciclorrutas”, dijo Carvajal.

Justamente la interconexión es la gran preocupación de quienes a diario y aún sin infraestructura se lanzan a las calles en sus bicicletas. “Esa falta de interconexión hace que ese tramo sea peligrosísimo, no tiene uno manera de entrar a la glorieta de la 10. ¿Cómo se va a entrar por la mitad de todo el tráfico? No se le da preferencia al ciclista, se le sigue dando preferencia al automotor”.

Carvajal conoce los proyectos y se cuestiona cómo es que van a hacer porque la construcción que se hará en Envigado en sentido sur –norte será sobre la calzada y esta es sobre el separador central, así que se pregunta ¿cómo es que se va a parar el tráfico, que viene fluido, en el cruce para poder integrarse al separador central?

“Eso es muestra que no hay trabajo articulado entre las instituciones, porque se siguen haciendo obras sin consultar a los municipios vecinos. Ahora ya por lo menos la están haciendo, es un avance, pero me da la impresión que es una tarea a medias”, agregó Carvajal.

El uso de la bicicleta se ha vuelto populista

Luis Pérez, miembro de BiciRed Colombia, afirma enfático que “la bicicleta se convirtió en un asunto populista de campaña. Todos los alcaldes en su campaña se han montado en una bicicleta y en el primer mes de ejercicio han salido montados en una y buscan adeptos prometiendo kilómetros y ninguno ha hecho más de 10”.

Respecto a la situación de la avenida Las Vegas, dice que “en la administración pasada se  adjudicaron 5200 millones de pesos en el proyecto Andenes para la vida y ciclorruta, pero solo hicieron los andenes. Ahora por cuestiones de contratación un área intervenida con dineros públicos no puede ser intervenida nuevamente hasta dentro de 10 años, por eso es que construyen la ciclorruta por el separador central”.

Esa construcción, según Pérez, es un peligro, “ahora los municipios que siguen hacia el sur tendrán que hacer una ‘maraña’ para poder integrarse. En el lado norte hay otro problema porque Smurfit kappa no ha entregado la faja para poder empatar la cicloinfraestructura con la ya existente en Ciudad del Río, entonces esa obra solo va del puente de la 4 sur hasta la 10, dejando una obra inconexa que nadie va a usar porque no lleva a ninguna parte, generando segregación positiva solo por ejecutar un presupuesto”:

¿Qué dice la administración?

Juan Camilo Gómez, gerente de Movilidad Humana de la Secretaría de Movilidad de Medellín, explicó que la construcción de la avenida de La Vegas es el primer detonante del modelo de ciclorrutas que la administración pretende construir.

“Aclaramos que fue un proceso de maduración, un proceso donde nos encontramos con cero kilómetros diseñados para intervenir y donde tuvimos que diseñar, planear y, como sucede hoy en día, salir a ejecutar, que es lo que estamos materializando”, dijo Gómez.

Explicó el gerente que los dos kilómetros de construcción de la ciclorruta de la avenida Las Vegas corresponden a una intervención pesada, que representa una obra civil que se caracteriza por la apropiación del espacio público y que tiene acabados diferenciales.

“Esta ciclorruta estará por encima de la calzada vehicular y tendrá un cerramiento, pensando en la seguridad de los biciusuarios. Si bien Las Vegas es un corredor de alta jerarquía vial también tiene alta presencia de vehículos y en algunos momentos velocidades”, agregó.

Sobre el tema de la conectividad, Gómez, dice que por ahora no se trata solo de estos dos kilómetros, sino que la ciclorruta de Las Vegas a futuro permitirá que se conecte el sur del Valle de Aburrá con la zona Centro, al enlazar la ciclorruta que llega hasta el sector de Ciudad del Río y que se integrará al modelo de recuperación del centro para continuar por San Juan.

“Esto abrirá el abanico de posibilidades para que una persona en bicicleta pueda llegar del sur al centro de la ciudad y al occidente conectándose por la avenida San Juan”, indicó el funcionario.

Gómez confirmó que la idea es que al terminar esta obra se pueda continuar hacia el sur, para conectarse con la propuesta que se está desarrollando con el Área Metropolitana y Envigado para llegar a la quebrada La Ayurá y conectar los dos municipios.

“Dentro del modelo de ciudad está cumplir con nuevos 80 kilómetros de ciclorrutas, este año estamos previendo desarrollar 15 kilómetros adicionales a la ciclorruta de Las Vegas. Esta conectividad está pensada en Estadio, Laureles y Belén, precisamente dando continuidad a los 45 kilómetros que se han hecho durante los últimos 15 años”, reveló Gómez.

Sobre las principales dudas de los ciudadanos, de qué pasará con la ciclorruta que no tiene conexión en la glorieta de la 10 dijo que “hoy en día por el proceso constructivo empezamos en la 10 con Las Vegas, pero una vez se terminé la obra continuaremos hacia el norte hasta Ciudad del Río. No es que no se vaya a hacer, lo que buscábamos era una mínima afectación de la movilidad, por eso esta ciclorruta tiene trabajos diurnos y nocturnos para no hacer cerramientos de la vía”.

De acuerdo con el funcionario, en el mes de octubre iniciará con la construcción del tramo de la ciclorruta que irá hacia el norte desde la 10 hasta llegar a conectarse con Ciudad del Río. En relación con el tramo hacia el sur, indicó que aún están analizando cómo será el cruce de la glorieta en La Aguacatala. “Será un paso importante y a nivel mundial las glorietas son el gran dolor de cabeza para poder incorporar las bicicletas. Sin embargo, proponemos una trazabilidad por el separador central”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo