Taxistas en Medellín empeñados en mejorar el servicio ahora cuentan con datáfono

El constante deseo por mejorar, optimizar y ofrecer nuevas opciones para los usuarios del servicio de taxi en la capital antioqueña llevó a que uno de los conductores presentara la iniciativa.

Por Ariadne Agamez Lombana

Todo surgió un día en un recorrido que Dany Mow García realizaba en el taxi en el que trabaja, iba por la avenida Las Palmas con un servicio para el aeropuerto cuando observó una publicidad que ofrecía la opción de datafono portátil, esa imagen le quedó en la cabeza y lo dejó pensando.

Se grabó el nombre del producto y apenas tuvo el tiempo libre buscó el teléfono y solicitó información en las dos empresas que lo ofrecen en el mercado. La primera compañía que consultó le indicó los costos y los requisitos.

Justamente poder cumplir con esos requisitos se convertía en el primer obstáculo, ya que muy pocos conductores son los propietarios de los vehículos, por lo que podría ser muy complicado masificar el servicio.

García contaba con el apoyo del propietario del vehículo, pero sabía que “por más que tuviera el datafono y que con este servicio podría fidelizar a mis clientes, sería yo solo y una golondrina no hace el verano”. Por eso siguió investigando y se encontró con Redeban que fue la empresa que mejores opciones le ofreció.

“En ese momento propuse el datafono a una de las asociaciones a las que yo pertenecía, pero en esa no me pararon bolas, y el presidente no estuvo de acuerdo por lo complejo que le parecía en términos de seguridad, por el control de los conductores que requería y por los costos que acarreaba”, explicó García.

Sin embargo, en la asociación Enrutados para la vida, en la que García se convirtió en directivo, sí contó con el apoyo del presidente y tenían claro que “lo que necesitamos es masificarnos y que alguien nos respalde, entonces la asociación se convirtió en la banderita para respaldar tanto al conductor como al propietario”, agregó.

Desde ese momento la asociación se convirtió en el soporte ante la entidad bancaria y en la luz que necesitaba García para poder lograr su objetivo, ya que a través de la asociación quedan registrados los conductores que pueden utilizar el datafono y los propietarios de los vehículos.

“Me considero el pionero, porque el programa piloto lo comencé en Semana Santa e inclusive mi primer servicio fue el miércoles santo a un usuario del aeropuerto que me pagó con tarjeta débito. Ese fue con Credibanco, pero por costos después me cambié a Redeban porque la diferencia llega a ser de más del 50%”, reveló García.

¿Cómo obtener el datafono?

Para que un conductor pueda obtener el datafono debe pasar primero por un filtro, en el que tiene que presentar su hoja de vida, demostrar que tiene experiencia como conductor de taxi, que está activo en el gremio y tener todos los papeles al día.

“Nuestra asociación está compuesta por miembros que son capacitados, por eso tomamos el nombre de Enrutados para la vida, que fue un programa que tuvo el gobierno de Aníbal Gaviria hace dos años, donde estamos capacitados como técnicos laborales en transporte individual de pasajeros”, explicó García.

Los conductores que deseen pertenecer a la asociación como mínimo deben contar con un curso en servicio al cliente, porque es justamente el aspecto que más desean fortalecer en la ciudad.

El uso del datafono

El uso de este servicio representa un cambio de mentalidad, que consiste en dejar a un lado el deseo de contar los billetes constantemente y de sentir que el dinero que se posee es solo el que se tiene en el bolsillo.

“Esto lo que conlleva es a un cambio de chip, nosotros como conductores de taxi queremos ver el dinero constante, pero no estamos acostumbrados a bajarnos del carro para ir a cobrar a un cajero. Para mí esto es un ahorro, he llegado a un mes que no lo retiro. Todo se debe hacer en la organización que individualmente tenemos y debemos mentalizarnos en que esto significa mejorar las opciones para los clientes”, comentó García.

El alquiler del datafono a la entidad financiera lo hace directamente la asociación, por lo que todos los conductores están debidamente identificados y cada aparato es individual e intransferible.

Costos

Para que a los conductores no les cobren las transacciones se debe cumplir con la meta de 30 servicios mensuales, “es mínimo uno diario, si no lo logramos entonces debemos pagar $30.000, pero tenemos un plus y consiste en la posibilidad de pagar servicios públicos y recargas a celulares a través del datafono”, agregó García.

El objetivo que tienen los conductores es que los usuarios tengan la posibilidad de utilizar todas las tarjetas, pero principalmente la tarjeta débito, con la que podrán realizar los pagos de las carreras desde $5.000.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo