Conozca a David Larible, el payaso más famoso del mundo que llega a Medellín

El italiano es considerado ‘el payaso de payasos’ y por primera vez llegará a Colombia iniciando su primera gira por Suramérica que empieza en la capital antioqueña.

Por Ariadne Agamez Lombana

El talento lo lleva en la sangre, desde siempre ha vivido rodeado de la magia, las luces, la música circense, la emoción del show y la risa, la fuente principal de su existencia. Es miembro de la séptima dinastía circense en Europa, los Travaglia, quienes han participado en circos europeos y sudamericanos.

Larible maneja todas las disciplinas circenses: el trapecio, malabares, el equilibrio y la acrobacia con caballos; además tiene conocimientos musicales y en danza clásica. Es uno de los tres payasos en el mundo que ha sido galardonado con el Clown de Oro del Festival de Montecarlo.

El artista, que se presentará el próximo jueves 18 de mayo en el Teatro Metropolitano de Medellín, habló en exclusiva con PUBLIMETRO, sobre su trayectoria, sus premios, los mejores momentos de su vida y las expectativas que tiene sobre su primera gira por Sudamérica que iniciará en Medellín.

Hablemos un poco de su trayectoria, ¿Cuándo descubrió que tenía ese don de hacer reír?

Yo creo que cuando nací el médico no dijo es un varón o es una hembra, sino que dijo: “es un payaso”. Yo creo que nací con la naricita roja, así me gusta pensar (risas). Siempre digo que no es el hombre el que escoge el payaso sino al contrario, es el payaso que escoge al hombre. Nosotros somos seres poseídos (risas)… pero de una forma positiva, que nos obliga a hacer cosas bonitas y buenas, para emocionar y divertir a las personas que están al lado nuestro.

¿Hay alguna anécdota que haya marcado su inicio en este arte?

Sí claro, cuando yo era niño me pasó algo muy, muy particular, que sé es difícil de creer. Un día estaba ensayando solito en la parte de atrás del circo donde trabajaba mí papá en Italia y me tenía que subir a una mesa con una pelota y me caí, me caí feo, de cara ¡bom bara bom! De repente oí que se reían y cuando me volteé me di cuenta que se reía ¡un mono! Estaba en su jaulita y se estaba riendo mucho. Me dije: “si el mono se puso a reír a lo mejor puedo hacer reír a las personas”, esa fue la primera vez que me di cuenta de la importancia del poder del elemento sorpresa en las personas y en este caso en el animal.

¿A partir de ahí confirmó que esta sería la carrera de su vida?

Sí, yo desde siempre tuve ese deseo de ser payaso, porque cuando yo jugaba alrededor del circo y oía que empezaba la música de los payasos, dejaba todo lo que estuviera haciendo o con lo que estuviera jugando y me centraba en el circo, en la carpa y los veía actuar. Siempre me fascinó este arte.

¿Qué tan importante es el sentirse niño para disfrutar de un espectáculo?

Es tenerlo adentro, ese niño lo tenemos todos. El cuerpo se desarrolla alrededor de ese niño, cambia, pero una parte de ese niño se queda en cada uno de nosotros. El problema es que a veces nos avergonzamos de ese niño, nos da pena y lo reprimimos por vergüenza o miedo.

¿Qué opina de los premios que ha recibido en su carrera?

Los premios y los galardones son todos importantes y son todos inútiles (risas) me explico, no es porque alguien gana un premio que lo hace mejor que los otros, los premios son algo que te dan un placer cuando lo recibes, porque es un reconocimiento de tu trabajo y claro que te da gusto, pero también hay que olvidarse rápido. Recibirlo, gozar lo que estás viviendo y al día siguiente ese premio tienes que ponerlo en un lugar de tu casa y olvidarlo, porque puedes pensar que si te dieron ese premio eres el mejor y ya no tienes nada que aprender y es al contrario. Una de las cosas que tiene que tener un payaso es la humildad de saber que siempre tiene que aprender y eso hace parte del ser artista. El verdadero artista tiene que tener ese deseo de querer mejorar día tras día. No es una competencia con otros payasos, yo compito conmigo mismo, busco ser mejor, pero no que otro, sino mejor de lo que yo fui la noche anterior. Es buscar la perfección sabiendo de antemano que no existe.

¿Cuáles serían esos tres momentos que han marcado su vida?

Bueno, me marcó la primera vez que entré a una pista, después el día en que recibí el Clown de Oro en Montecarlo, pero no por el premio, sino porque fui el primer artista en tener un standing ovation,de toda la sala y dentro de esas personas que se pusieron de pie, yo solo tenía ojos para mi papá y mi mamá que estaban ahí, se levantaron y miraban alrededor, no creían lo que le estaba pasando a su hijo y eso me conmovió mucho y me dio una fuerza interior muy grande. Era devolverle a mis papás un poquito, solo un poquito, de todo lo que ellos habían hecho por mí. Fue uno de mis momentos por ver la cara de maravilla de mis papás. Y los otros momentos fueron cuando nacieron mis hijos, porque te das cuenta de lo que es la vida y te da mucha fe. Si Dios sigue mandando niños a este mundo quiere decir que hay esperanza.

Y, ¿Sus hijos también son artistas?

Ambos son artistas, actualmente se presentan en Las Vegas los dos, mi hija tiene 26 años y mi hijo 19.

¿Cuéntenos acerca del show que tiene preparado para iniciar la gira en Medellín?

Estoy muy contento, es la primera vez que traigo mi espectáculo a Sudamérica. Es un espectáculo que estuvo en Rusia, Italia, Francia, Alemania, España, Suiza y muchos países más; y por primera vez llego a Colombia, que es mi primera etapa para el tour sudamericano. Estoy muy contento, muy nervioso y con todas las emociones que pasan por un artista antes de enfrentarse a un público nuevo que no conoce.

¿Y qué es lo que lo pone nervioso?

El día en el que yo no me sienta nervioso antes de subirme a un escenario, ese día es el que tengo que parar de hacerlo. Quiere decir que ya no me importa, que me da igual y no es así, siempre tienes que tener esas mariposas en el estómago, esos nervios de decir a ver hoy cómo me va, cómo será el público, si le voy a gustar, me van a recibir bien, qué puedo cambiar; son esas cosas que te hacen sentir vivo y parte de un proyecto artístico.

¿Cuáles son sus expectativas de llegar a Colombia?

Estoy tan contento de llegar a visitar a Colombia. Conozco el país a través de los libros de uno de mis autores favoritos que es Gabriel García Márquez y ahora que tengo que pisar suelo colombiano estoy feliz y no veo la hora de llegar.

¿Cuéntenos en qué proyectos está trabajando a futuro?

Tengo muchos proyectos porque soy una persona bastante fértil de imaginación y de creatividad. Estoy escribiendo un musical, que bueno, me va a tomar un poco de tiempo, ojalá que sea el próximo proyecto que haga. Eso es el futuro y el futuro es viento, yo vivo del momento y para mí lo más importante en estos momentos es la gira que voy a hacer por Colombia y Suramérica.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo