Rafael Henzel: la tripulación no informó lo que pasaba en el vuelo

El periodista brasilero que recientemente superó la etapa crítica de su recuperación durante su permanencia en el Hospital San Vicente Fundación, habló para uno de los medios de su país.

Por Publimetro Colombia

Henzel recordó en una entrevista para el programa FANTÁSTICO de Brasil los momentos previos al accidente de la aerolínea LaMia en el que 71 personas perdieron la vida y comentó que ningún miembro de la tripulación les informó lo que estaba sucediendo, una declaración que coincide con lo que Erwin Tumirí, técnico de LaMia, había expresado. Las declaraciones fueron traducidas por varios medios de comunicación entre ellos Gol Caracol.

“Cada vez que preguntábamos cuánto tiempo faltaba, los tripulantes siempre nos respondían lo mismo: 10 minutos. De repente, los motores y las luces del avión se apagaron. Ahí todos volvieron a sus asientos y se colocaron el cinturón de seguridad. Cuando pasó eso, hubo cierto temor pero ninguno se imaginó que caeríamos”, expresó.

Destacó que no se encendieron las luces de abrochar los cinturones, ni nadie les dijo que lo hicieran porque existía algún riesgo, “No avisaron nada, absolutamente nada. Seguimos volando sin saber absolutamente nada de lo que iba a pasar”.

Explicó que justamente por esa razón es que ninguno de los pasajeros entró en pánico ni nadie gritaba porque no sabían lo que sucedía.

“Tampoco recuerdo el golpe porque fue todo de repente. Al principio pensé que era un sueño o una película y que iba a despertar pronto. Después comencé a observar que llegaba gente con algunas luces. Eran los socorristas. Ahí empecé a gritar que estaba allí. Estaba atrapado entre dos árboles. Lo más impactante fue ver a mis dos colegas (Renan Agnolin y Djalma Araujo Neto) que estaban al lado mío, sin vida. Fue muy triste. Los llamé, pero ya estaban muertos”, continuó.

Rafael Henzel es uno de los 6 sobrevivientes del accidente, pero es el único sobreviviente de los 21 periodistas que viajaban para el cubrimiento del partido.

“No fue fácil, no fue nada fácil. Yo tenía siete costillas quebradas, estaba lloviendo, había una temperatura de 12 grados y era muy empinado todo. Los rescatistas no podían encontrar dónde estaba la gente. Había dos sobrevivientes detrás mío (Ximena Suárez y Erwin Tumiri) y estaban muy angustiados”, puntualizó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo