La FLA ha dejado de vender 13.300 millones de pesos por inventarios internacionales

Los grandes inventarios se encuentran en las bodegas de Estados Unidos, Panamá, Ecuador y algunos países de Europa, por lo que en el 2016 se han dejado de vender 1.800.000 botellas.

Por ARIADNE AGAMEZ

Iván Correa Calderón, gerente de la Fábrica de Licores de Antioquia expuso la difícil situación por la que atraviesa la FLA a consecuencia de los inventarios en el exterior, que cubren el mercado por dos años y que han afectado las ventas en el exterior durante el 2016; además, de compromisos adquiridos en el 2015 que se debieron cumplir en el primer semestre.

De acuerdo con el informe presentado sobre los inventarios internacionales, Estados Unidos tiene 1.800.000 unidades en sus bodegas entre junio y julio de 2016, Europa 1.300.000 unidades, Panamá 857.545 unidades y Ecuador 385.210 unidades.

El promedio de ventas anuales con base en los resultados del 2013 y el 2014 indica que a Estados Unidos se le vende 1.035.406 unidades, lo que significa que tienen en la actualidad suficiente inventario para cubrir un año y siete meses; a Europa han sido 824.149 unidades, suficiente para cubrir un año y seis meses; en Panamá había sido de 267.599 unidades, por lo que ahora podrá cubrir tres años y dos meses; y en el caso de Ecuador que ha sido de 160.267 unidades tiene para suplir las necesidades del mercado por dos años y cuatro meses.

Por otro lado Correa denunció que a diciembre 31 de 2015 encontraron unas cuentas por cobrar de cerca de 7.500 millones de pesos y que dicho licor no se despachó, “ese licor era de exportaciones; nos tocó a nosotros en enero, febrero, marzo y abril, sentarnos con el distribuidor, que nos pagara porque estaba en contabilidad, nos pagaron y les despachamos el licor”.

Explicó que fue positivo que en el balance apareciera la cuenta por cobrar por 7.500 millones de pesos, porque si no hubiese aparecido esa cuenta por cobrar, que es un activo, la violación de la Ley 617 “hubiese sido peor, porque sería por otros 7.500 millones de pesos”.

Sin embargo dijo que “el problema nuestro comercial es que aparecen unas ventas del año pasado que realmente no se hicieron, nos tocó despachar el licor, nos pagaron, pero aparecen como ventas del año pasado”, indicó el gerente

A pesar de la situación con los inventarios internacionales, las ventas de la Fábrica de Licores de Antioquia hasta el 30 de septiembre de 2016 fueron de 28 millones de unidades de 750 ml, equivalente a 557 mil millones de pesos y la transferencia al departamento fue de 448 mil millones de pesos, 163 mil millones de pesos más que en el mismo periodo del 2015.

El Traslado de la FLA

Sobre las especulaciones del cambio de ubicación de la Fábrica, el gerente precisó que “ya se adjudicó la pre-factibilidad, quedamos muy tranquilos porque la firma que se la ganó fue la que estructuró las autopistas 4G, ahí uno dice ‘se la ganó una excelente firma’; deben pasar un primer informe en 15 días”.

Correa indicó que la pre-factibilidad especifica si es procedente realizar el traslado, si se deben trasladar solo las bodegas de producto terminado, solo la destilación, solo la producción, solo la parte administrativa o dos de las cuatro, tres o ninguna.

Posterior al informe vendrá la factibilidad, que indica aspectos puntuales en el que se especifican los tiempos, los costos y el lugar al que se deben ir.

“Ahí les vamos a poner, por muchos motivos, una cortapisa al que se gane la factibilidad, porque solo podrá explorar lotes públicos, sean de un municipio, sean del departamento o sean de la Nación; para poder hacer unos convenios interadministrativos o una negociación entre públicos”, reveló el gerente.

¿Qué pasará con el lote actual?

La factibilidad deberá presentar un proyecto en el que se indique qué se hará con los 138.000 metros en los que se encuentra ubicada actualmente la FLA.

“Me sueño hacer una gran ciudadela en ese sitio, para mí ese es uno de los lotes más lindos que quedan entre Medellín e Itagüí, es una zona muy importante con una estación del Metro a 100 metros; me sueño como una Ciudad del Río donde haya clínica, centro comercial, apartamentos, etc.”, agregó Correa.

Para lograr ese proyecto, el gerente dijo que se puede hacer una Alianza Público Privada, APP, donde el departamento sea socio y accionista de esa ciudadela.

La Ley de Licores

El Gerente aclaró que hasta la fecha no se ha definido como Ley, todavía está pendiente de dos pasos, uno es la conciliación entre el Senado y la Cámara, y el otro es la sanción presidencial, para que sea ley a partir del 1 de enero de 2017.

“Los grandes puntos de la Ley, el primero, permaneció el monopolio, eso es muy importante porque si se hubiese quitado el monopolio ahí sí habría apertura de fronteras nacionales e internacionales; dos, se logró protección al Aguardiente y al Ron durante seis años prorrogables; tres, se logró gravar los vinos”, afirmó Correa.

Los vinos serán los principales afectados porque se les impondrá el impuesto de 150 pesos por grado alcoholimétrico, que antes no tenía y además del impoconsumo que será del 20%; mientras que para los licores en general será de 220 pesos por grado alcoholímétrico y el impoconsumo del 25%; pero las cervezas siguen estando excluidas de estas medidas.

“Para atacar el licor adulterado, queda en cabeza de las licoreras la importación del alcohol potable, el que es para consumo humano, eso es muy importante; quien vaya a importar alcohol que no sea para consumo humano debe entrarlo desnaturalizado”, agregó el gerente.

Asimismo reveló que la importación del alcohol potable tendrá un impuesto del 10% y que esos recursos se direccionarán para el deporte y el departamento será muy beneficiado.

Denuncia decomisos

“Unos licores encontrados en un allanamiento en Cundinamarca, la BASC (Business Alliance for Secure Commerce), que certifica estos temas, confirmó que el licor salió de La FLA hace un par de años, que llegó a su destino en Panamá, que el distribuidor y comercializador lo recibió e inexplicablemente resultó en Bogotá”, denunció Correa.

Las cerca de 200 botellas de Aguardiente Antioqueño que aparecieron en Bogotá habían sido exportadas a Panamá y Estados Unidos, en donde se comercializan por 7.000 pesos cada una, mientras que en Colombia cuestan el doble.

“Es una anomalía gravísima y habrá que encontrar a los responsables de haber reingresado ese licor al país y obviamente eso tiene penalidades”, puntualizó el gerente.

También le puede interesar:

¡Insólito! Esto es lo que hace una mujer en  Medellín   para limpiar los vidrios

El ‘Tin’ que protagonizó la masacre en Medellín decía ser “el enviado de Dios”

¿Está de acuerdo con imagen de favorabilidad del alcalde de Medellín?

Más noticias de Medellín aquí

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo