Rechazo a hechos vandálicos que se registraron en la Universidad de Antioquia

En las horas de la mañana del jueves 28 de abril de 2016 con un artefacto explosivo fueron dañados los torniquetes de la entrada peatonal a la Universidad, ubicada sobre la Avenida Barranquilla.

Por ARIADNE AGAMEZ

Hay un daño económico cuya valoración inicial es de aproximadamente 45 millones de pesos, pero hay un daño moral, un daño que es mucho más grave para nosotros los universitarios, para la rectoría y la administración de la universidad que es el daño a la naturaleza no violenta y pacifista, académica y reflexiva de la universidad” afirmó Roberth Uribe, Vicerrector General de la Universidad de Antioquia.

Hasta el momento no se han establecido claramente quienes fueron los responsables de lanzar el artefacto que afectó el acceso a las instalaciones de la institución educativa.

“Especialmente hay una relación con algunos grupos que han hecho mención de que han atentado contra este bien de la Universidad, pero no conocemos directamente de quienes se trata” agregó el Vicerrector.

Las imágenes captadas por las cámaras de seguridad serán entregadas a las autoridades para que se realice la investigación correspondiente.

Respecto a los Guardas de seguridad que se encontraban prestando su turno en el momento en el que se presentó el hecho, el Vicerrector dijo que “fueron intimidados con estos artefactos explosivos los vigilantes que estaban a cargo de la portería en donde ocurrieron los daños, esto para nosotros es muy preocupantes, porque no hay lugar a justificar de ninguna manera esta lesión de la dignidad de estas personas”.

Las razones por las que posiblemente se habría presentado este acto vandálico quedaron plasmadas en un panfleto en el que dicen que “es una reacción contra una naturalización que ha habido en la universidad de unas prácticas de control social, que racionalizan el ingreso y la salida de las personas que habitan y que requieren llegar a la ciudad universitaria” agregó Uribe.

Adicionalmente es posible que también pueda estar relacionado con los controles que se vienen realizado respecto al tema del tráfico de estupefacientes.

El asunto del microtráfico trasciende las decisiones que pueda tomar la administración universitaria, por fuera de unas medidas que son de salud pública que buscan la prevención y la rehabilitación de quienes son consumidores, pero que tiene una arista que es completamente trascendental que es la que le compete a las autoridades jurisdiccionales en un estado de derecho que tiene por función la investigación y la persecución de los delitos” indicó el Vicerrector.

Angélica Gallego, estudiante de la Universidad de Antioquia, dijo que “es importante reconocer que la universidad es un bien público, las protestas son válidas como tal, pero agredir estos espacios es muy dañinos para toda la comunidad universitaria, porque irrespeta el bien que todos disfrutamos”.

Destacó que al ejercer la protesta de una manera vandálica está en contra de lo que se está construyendo, “lo que con palabras apoyamos, con estos hechos se destruye completamente y se desdibuja todo el ideal de propuesta académica frente a las situaciones de la realidad”.

Por ahora las autoridades serán las encargadas de investigar y determinar quiénes son los responsables del hecho.

También le puede interesar:

Así está el panorama de la Niñez en Medellín

EPM firma crédito de 111,4 millones de dólares para hidroeléctrica con BNDES

1.700 millones de pesos dejó de recibir el Metro de Medellín durante emergencia ambiental

PUB/AA

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo