¿Qué pasa con el Fenómeno del niño y el clima de Medellín?

En las últimas semanas las constantes lluvias han confundido a la ciudadanía.

Por PUBLIMETRO

La intensidad del Fenómeno del Niño se mide de manera particular por la temperatura superficial del mar en el Océano Pacífico tropical, que es donde se desarrolla y tiene efectos en el comportamiento climático del país, especialmente en términos de déficit de precipitaciones y en el aumento de la temperatura.

“Un Fenómeno del niño no significa que desaparecen las temporadas de lluvias, sino que las debilita en cantidad y frecuencia, en buena parte del territorio las temperaturas han aumentado casi 3 grados para lo que se tiene registro en la  misma época” afirmó Christian Euscátegui, Jefe de Pronósticos y Alertas del IDEAM.

La mayor intensidad del Fenómeno se espera para finales de noviembre y buena parte de diciembre. Los mayores efectos se ven mucho más fuertes en enero y febrero.

“Para los ciudadanos en Medellín es común asociar el Fenómeno del Niño con sequía y con la desaparición de las lluvias, lo que no es correcto. El mapa de precipitaciones indica que el comportamiento de las lluvias para la época es inferior a lo que ha sido en el mismo periodo en años anteriores. Es evidente que sí está lloviendo, pero por debajo de lo que normalmente debería llover” agregó Euscátegui.

Por lo pronto las autoridades continúan solicitando a la comunidad el uso adecuado del recurso hídrico y de la energía.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo