Nueve muertes de jóvenes bogotanos que siguen sin resolverse

Luis Andrés Colmenares, Sergio Urrego, el grafitero Diego Felipe Becerra y la pareja Natalia Seña y Fernán Vellojín son algunos de los jóvenes que han muerto en extrañas circunstancias y la justicia no ha logrado develar el misterio.

Por Publimetro

Son varios los casos de jóvenes muertos que la justicia colombiana no ha logrado resolver, entre los más sonados están el de Luis Andrés Colmenares, el del joven estudiante Sergio Urrego, la pareja que apareció muerta en un hostal al sur de Bogotá y el del grafitero Diego Felipe Becerra.

El Grafitero de la 116

Hace cuatro años, un policía le disparó al joven Diego Felipe Becerra, quien se encontraba pintando un grafiti en la Avenida Boyacá con calle 116.

Por su muerte hoy se investigan a cerca de 21 personas, se mantienen privadas de su libertad, entre ellos tres coroneles y un teniente, pero ni una condena.

Recientemente, se dio la libertad de uno de los abogados investigados por vencimiento de términos, hecho que indignó a la familia de Felipe que busca que este hecho no quede impune.

Vea más información relacionada: Caso del grafitero irá a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

Gustavo Trejos, padre del joven asesinado , aseguró que el proceso ha tenido varias dilaciones: “ha sido un proceso lento, cuatro años de una lucha entre a verdad y la triquiñuela de los abogados que han actuado con falta de ética y han dilatado el proceso”.

La familia insiste en que la justicia le ha dado muchas vueltas al asunto y no han sido estrictos, “la justicia de este país no es para las víctimas”, han asegurado los familiares en repetidas ocasiones.  

Por la muerte del ‘grafitero’ hay dos procesos: la alteración de la escena del crimen en el que están implicados 21 policías entre ellos tres coroneles, un teniente y el abogado de la policía Héctor Ruiz, que hace unos días quedó en libertad por vencimiento de términos; en el homicidio, está implicado el patrullero Wilmer Alarcón, quien al parecer disparó el arma, también es investigado el general Francisco Patiño.

El Caso Colmenares

El Caso Luis Andrés Colmenares está próximo a cumplir cinco años en medio de investigaciones y diligencias judiciales, pero aún no se ha logrado esclarecer la verdad sobre la misteriosa muerte del joven estudiante del programa de ingeniería industrial de la Universidad de Los Andes. El joven de 20 años de edad apareció muerto el 31 de octubre de 2010 dentro de un caño al norte de la capital. En un principio las autoridades determinaron que el joven Colmenares había cometido suicidio y así lo corroboraron los testimonios de los compañeros de estudio, especialmente el de quien había sido su novia Laura Moreno.

Vea más información relacionada: Padre de Colmenares pide explicaciones a la justicia colombiana

En su momento la noticia no tuvo mayor trascendencia, pero la duda de los padres de Colmenares sobre la versión del suicidio hizo que se reabriera la investigación. Nuevas pruebas determinaron errores, omisiones y alteraciones en el primer proceso de investigación sobre las verdaderas causas de la muerte de Colmenares, lo que llamó la atención de los medios de comunicación y las redes sociales.

Las dudas sobre el testimonio de los compañeros de estudio del joven Colmenares, en especial los que entregaron Laura Moreno y Jessy Quintero abrieron la puerta para que el caso tomará un rumbo distinto.

Pese a las múltiples investigaciones realizadas tanto por la Fiscalía General de la Nación como por parte de los familiares de la víctima, la justicia colombiana no ha podido determinar si se trató de un suicidio, como lo expone la defensa de la Laura Moreno, o en realidad se trató de un asesinato, como lo asegura la familia Colmenares.

El caso de Sergio Urrego

El caso de Sergio Urrego es uno de los más sonados en la justicia colombiana debido a que el joven se habría suicidado el 4 de agosto de 2014 por, presuntamente, ser víctima de matoneo por su condición sexual. Urrego estudiaba en Gimnasio Castillo Campestre, lugar en que -de acuerdo con varias cartas que el joven escribió antes de quitarse la vida lanzándose desde el último piso del Centro Comercial Titán– directivos de la institución y personas vinculadas a ella lo discriminaron por su homosexualidad.

Desde esa fecha el proceso judicial para esclarecer si el joven fue víctima de matoneo dentro de la institución y por parte de las directivas del plantel ha tenido varios capítulos. El primero se dio gracias a la ONG defensora de derechos de la comunidad LGBTI, Colombia Diversa, que presentó una tutela ante el tribunal superior de Bogotá.

Vea más información relacionada: Rectora del colegio de Sergio Urrego habla sobre suicidio del joven

Días después la Fiscalía anunció el llamado a comparecer a la rectora del colegio, Amanda Castillo, y a un profesor del colegio. Una de las razones que tuvo a consideración el ente acusador para realizar el llamado a la directiva de la institución es que el manual de convivencia del plantel, a la fecha de los hechos, no se ajustaba a las disposiciones legales y constitucionales referentes a la libertad de orientación sexual. Para ese momento, el manual de convivencia tipificaba como «faltas graves» las manifestaciones de homosexualidad.

El 24 de septiembre de 2014, el tribunal administrativo de Cundinamarca, en fallo de tutela interpuesta por la madre de Sergio Urrego, estableció que él sí había sido víctima de discriminación en el claustro. Sin embargo, negó las reparaciones pedidas por la madre, las cuales consistían en que el colegio pidiera excusas públicas por su actuación, y que se realizara una ceremonia de grado simbólica y póstuma a Sergio Urrego. Asimismo, el tribunal denegó que la Secretaría de Educación investigara y sancionara al colegio y, en su lugar, exhortó al Ministerio de Educación para que revisara si los manuales de convivencia de los distintos colegios del país están dentro del marco legal.

El 10 de octubre de 2014 renunció la rectora de centro educativo,, quien permanece vinculada al proceso de investigación de la Fiscalía. El pasado 28 de julio el Juzgado 41 de Conocimiento de Bogotá dejó en firme la decisión de detención domiciliaria para la exrectora del colegio, por la presunta discriminación al estudiante Sergio Urrego Reyes, quien se suicidó, por su condición sexual.

La pareja que apareció muerta en un hotel del sur de Bogotá

Natalia Seña, una joven de 15 años, y Fernán Vellojín, un estudiante de inglés de 21 años, aparecieron muertos en un hotel del sur de Bogotá. Las investigaciones que viene desarrollando la Fiscalía apunta a que los jóvenes se suicidaron, pero aún quedan muchos cabos sueltos en el misterioso caso.

El domingo 2 de agosto los dueños de un hotel ubicado en el sector de Patio Bonito, sur de Bogotá, encontraron los cuerpos sin vida de dos jóvenes. Los cadáveres fueron encontrados sin camisa y abrazados, sin evidencias de tortura, ni heridas de armas cortopunzantes, lo que genera muchos interrogantes para el caso que no se ha logrado resolver.

Las autoridades analizan las conversaciones de la pareja en las redes sociales. Uno de los primeros indicios que tiene la Fiscalía es una conversación en la que la joven Natalia Saña Bernier escribe “Quiero ser vampira, ¿sería necesario hacer pacto?”. El comentario fue respondido por el joven fallecido, Fernán Vellojín, quien también manifiesta su interés por el tema.

Otra de las pistas que siguen los investigadores es una de las cuentas de facebook que manejaba Fernán Vellojín que estaba bajo el nombre de Dmytri Vellojín y en la que la imagen de perfil  se ve una copa llena de sangre y una pareja de vampiros.

Vea más información relacionada: Vampirismo, pieza clave en el caso de los jóvenes hallados muertos en hotel

Las investigaciones también han analizado las versiones que han entregado los administradores del hostal en el que apareció muerta la pareja. Si bien, es un hecho probado que la pareja ingresó al hostal ‘El Paisa’, del barrio María Paz de Kennedy, cerca al sector de Corabastos, el domingo 26 de julio hacia las 11:30 de la mañana. Al preguntarles a los administradores del establecimiento quedan varias dudas. Algunos dijeron que la pareja había pagado varias noches por adelantado, otros manifestaron que no se dieron cuenta de que había una pareja hospedada en esa habitación. En lo que sí coinciden es en que el fuerte olor que salía de allí los alertó.

Exámenes realizados por Medicina Legal confirman que los jóvenes usaron sustancias utilizadas como pesticidas de alta toxicidad y que su deceso se habría registrado el 26 de julio y de manera casi inmediata, tras tomar una alta dosis del plaguicida.

La muerte de estudiante en excursión en el Amazonas

La Fiscalía General de la Nación mantiene la investigación para establecer los hechos que desencadenaron la muerte de una estudiante de 17 años del colegio The English School, cuando se trasportaba en lancha sobre el río Amazonas, con otros compañeros, con destino a La Isla de los Micos.

Vea más información relacionada: Cancillería asegura que accidente en Amazonas fue culpa de embarcación colombiana

El accidente sucedió el 2 de octubre de 2014 y dejó como resultado la muerte de la joven María Camila Velandia Prieto y once estudiantes más lesionados. La Fiscalía General de la Nación logró determinar que una serie de hechos desencadenaron en el accidente y la muerte de la joven estudiante. En primera medida, el ente acusador logró establecer que el conductor de la embarcación en la que se movilizaban 28 estudiantes era un aprendiz. Todo indica que Éver Sinarahua Lozano –quien trabajaba para la empresa Transportes Amazónicas– no contaba con la pericia ni la experiencia requerida para manejar la lancha.

Otro de los hechos que es investigado es la razón por la cual la embarcación navegaba por las aguas del río Amazonas antes de las 5 de la mañana, hora desde la que está permitida la navegación en ese importante río según reglamentación del Ministerio de Transporte.

La extraña muerte de la pareja de biólogos en Córdoba

El 10 de enero de 2011 la pareja de biólogos Mateo Matamala Neme y Margarita Gómez perdieron la vida en extrañas circunstancias mientras se desplazaban por la zona de San Bernardo del Viento, Córdoba.

Vea más información relacionada: Rebajan condena de asesino de estudiantes de Los Andes

Las investigaciones realizadas por las autoridades apuntan a que al parecer ‘Los Urabeños’ asesinaron a los estudiantes porque pensaban que se trataba de agentes de la Sijín de Montería o porque creyeron que eran supuestos miembros de la temida banda delincuencial de Los Rastrojos, con quienes mantienen una constante disputa por los corredores de narcotráfico en la zona.

El caso de Luisa Fernanda Ovalle aún sigue sin resolverse

Un año y nueve meses después de la trágica muerte de la porrista de Millonarios, las autoridades aún no tienen pistas claras sobre el hombre que le quitó la vida a la joven.

El sábado 30 de noviembre de 2013 Luisa Fernanda Ovalle, de 18 años, cayó muerta en un parque del barrio Castilla, al sur de Bogotá, en un aparente caso de intento de robo. El hecho causó indignación entre los bogotanos y movilizó a las autoridades para lograr dar con la captura del asesino de la joven porrista.

Un año y nueve meses después del trágico hecho, las autoridades no tienen pistas sólidas para dar con la captura del delincuente y tampoco pueden asegurar si se trató de un intento de robo o el homicidio tiene algún otra implicación.

Pese a que las autoridades cuenta con videos de cámaras de seguridad del sector y ofreció una recompensa de 50 millones de pesos por información que permita dar con el paradero del homicida, no se ha logrado avanzar en la investigación.

MÁS DE BOGOTÁ AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo