Ejército asegura que no recluta ningún joven a la fuerza

Por PUBLIMETRO

Tras la polémica desatada esta semana por la realización de una de las llamadas batidas ilegales del Ejército en Medellín, en la que incluso estuvo involucrado el congresista Víctor Correa, quien intentó evitarla, el Ejército quizo hacer claridad sobre el tema.

En conversación con el diario El Colombiano, precisamente de Medellín, el coronel William Suárez Correa, comandante de la Cuarta Zona de Reclutamiento en Antioquia, señaló que ningún joven es subido a los camiones a la fuerza y que lo que hacen los encargados de estos procedimientos no es ilegal.

“Lo que nosotros hacemos es compeler, que es conducir a un ciudadano por los medios idóneos para definir una situación, en este caso la militar. Todo ciudadano que es transportado en estos vehículos lo hace voluntariamente”, indicó el oficial.

Lea también: Cinco cosas que debe hacer si lo cogen en una batida ilegal (o ve una)

El coronel también aclaró que las palabras compeler y batidas son algo completamente distinto, ya que esta última no es correctamente utilizada para esta coyuntura. Además, comentó que el Ejército no tiene otros medios a parte de los camiones para transportar a estos jóvenes, razón por la cual “se escandaliza la gente”.

Según el artículo 41 de la Ley 48 de 1993, las persona que después de haber sido citadas para definir su situación militar no se presenten ante las autoridades son declarados remisos y pueden “ser compelidos por la Fuerza Pública, en orden al cumplimiento de sus obligaciones militares, previa orden impartida por las autoridades del Servicio de Reclutamiento”.

Vea también: Video: Ejército se lleva en una batida ilegal a un congresista

En ese sentido, el oficial confirmó que las unidades del Ejército cumplen con su trabajo verificando que cada ciudadano que se sube al camión sea remiso y sobre todo que lo haga por voluntad propia.

“Muchas de estas personas aprovechan el vehículo para voluntariamente ser conducidos a la unidad militar y ser inscritos en las Juntas de remisos que se realizan una vez al mes.

Cuestionado sobre si alguno de estos jóvenes se niega a definir su situación militar, el coronel Suárez aclaró que el ciudadano está en libertad de no ser retenido, pero recordó que la sanción es de dos salarios mínimos legales vigentes por cada año de postergación de este trámite.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo