La línea 123 está en emergencia

Por cuenta de desacuerdos económicos y políticos, la línea de urgencias de la ciudad estuvo a punto de dejar de funcionar.

Por ÁNGELA PÉREZ-PUBLIMETRO

La ciudad estuvo a punto de quedarse sin la línea de emergencia y todo por la forma poco clara como el Distrito ha manejado la modernización” Javier Palacio, concejal de Bogotá

Dato
500

Millones de pesos es la diferencia por la que discuten Distrito y ETB.

Dos problemas fundamentales llevaron a que la conocida línea de emergencias 123 estuviera a punto de dejar de funcionar en la ciudad, tanto así, que el Distrito tuvo que lanzar su salvavidas para evitar que esto pasara.

Todo comenzó a finales de 2014 cuando se dio por terminado el convenio entre el Distrito y la ETB y no se habló de una licitación para elegir a nuevo operador porque la empresa de telecomunicaciones debía hacerle algunas modernizaciones a este sistema.

Así las cosas, se firmó un convenio para mantener el contrato de la ETB, pero no se ultimaron detalles sobre los anexos que vendrían con dicho convenio. Nueve meses después, se pudo evidenciar que no se llegó a ningún acuerdo y se empezaron a presentar problemas entre técnicos, logísticos y financieros lo que llevó a una crisis y a la amenaza de acabar el contrato y el funcionamiento del NUSE.

Adicional a esto, por la misma fecha, Itelca la empresa que realiza el soporte técnico de la línea aseguró que acabarían el contrato con la ETB porque hacía seis meses que no les pagaban y que tampoco se les había renovado el contrato.

La emergencia llegó hasta el Distrito que tuvo que llega a una conciliación con Itelca y a acuerdos de pago con el objetivo de no acabar el contrato y que mantuviera la línea.

El debate de control político y los acuerdos

Según conoció el diario El Espectador, existe una diferencia económica que ronda los 500 millones de pesos entre lo que pide la ETB para mantener el funcionamiento de la línea y lo que les ofrece el Distrito.

Además, hay dudas sobre los desarrollos de la modernización de la línea que tienen muchos vacíos. La secretaria general, Martha Lucia Zamora aseguró que se   hicieron varias reuniones con representantes de la ETB para garantizar que el servicio funcionara.

“No se apropiaron los recursos en el presupuesto de este año. Me sorprende que no se hubiera hecho. Debido a esto, por ahora, debemos garantizar el servicio de la línea este año y parte del otro con la ETB, mientras se estructura el proceso para una verdadera licitación internacional”, aseguró Zamora.

En medio del debate político que se llevó a cabo este miércoles, varios concejales criticaron lo que está pasando con la línea de emergencias.

Javier Palacio aseguró que ha sido erróneo el manejo que se le ha dado a este proceso. Para firmar el convenio y no abrir una licitación, justificó que la ETB era la más idónea para la modernización, pero esta empresa subcontrata la mayoría de servicios y trabajos. Todo para burlar la ley de contratación”.

“La ciudad estuvo a punto de quedarse sin la línea de emergencia y todo por la forma poco clara como el Distrito ha manejado la modernización. Cómo todo en esta administración, está en veremos y tiene el rótulo de improvisación”, concluyó el concejal.

Lea también:

Distrito logra acuerdo con contratista de línea de emergencia 123

Las llamadas al 123 ya no son cuestión de broma

MÁS DE BOGOTÁ ACÁ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo