Alexandra Restrepo: el ángel de familias recicladoras en Suba

La comediante de Sábados Felices, Alexandra Restrepo dedica su tiempo libre a ayudar a familias de recicladores que se instalaron en el barrio Villa Cindy de Suba. Ahora, la actriz busca a alguien que le done un lote para poder construir cinco casas para ellos.

Por CAROLINA VERGARA PUBLIMETRO
Ayudas

El correo para quienes quieran colaborar con el proyecto de Alexandra Restrepo es ayudasvillacindy@hotmail.com.

Alexandra Restrepo llegó al barrio Villa Cindy mientras hacía un trabajo con la Alcaldía de Suba como coordinadora general de un proyecto que involucraba a toda la comunidad.

Allí se encontró con 16 familias recicladoras y aunque no pudo incluirlas dentro de su plan de trabajo, quedó impactada con su historia y sintió la necesidad de ayudarlos.

“En medio de mi trabajo encontré a los recicladores que vivían al lado de río Bogotá. Estaban en unas condiciones de miseria absoluta, las paredes tapetes y lonas, se les entraba el agua, no tenían muchas condiciones higiénicas y dentro de los ranchos era peor que afuera. Lo que hice fue buscar apoyo con la Secretaría de Integración Social y con ellos hicimos visitas periódicas para ver cómo podíamos ayudarlos”, reveló la actriz.

Alexandra comenzó a hacer varios eventos de integración y como su idea ‘La fábrica fundación cultural’, no contaba con el apoyo necesario, recaudaba fondos con sus compañeros de Sábados Felices y se los llevaba a la comunidad aún después de haber terminado su trabajo con la Alcaldía.
En junio de 2014, un incendio acabó con lo poco que tenían y la actriz comenzó con una jornada de ayuda a través de donaciones.

“Estas personas pasaron de la nada a la nada absoluta. Nunca en mi vida había visto una situación más dura de vida como esta.  Mi fundación soy yo sola, no recibo recursos de ningún lado, solo de mis compañeros de Sábados Felices y con eso logro hacer mercados y ayudarles en algo”, dijo.

Después de trabajar varios años, la actriz no se había interesado en dar entrevistas a medios porque no quería buscar popularidad con el tema, sino ayudar a la comunidad de corazón.

“Uno hace el trabajo social porque le gusta y no para ganarse méritos. Sin embargo, al ver la situación me di cuenta que necesitaba buscar ayuda. Dimos una entrevista a La Red y desde ahí comenzamos a recibir ayudas de planes del Gobierno, de las cuales 11 de las 16 familias, lograron tener sus casas”, admitió.

La fundación Catalina Muñoz les donó materiales de construcción y cinco casas prefabricadas y ahora están a la espera de alguien que quiera donarles un lote para poner construirlas.

“Lo más gratificante de esto es poder dar un granito de arena a personas que no tienen ni el apoyo de la sociedad. Tristemente somos muy elitistas y muy pocas veces miramos con pasión a la gente que está al lado nuestro. El cariño que uno recibe de ellos es algo muy emocionante y ver la felicidad en su rostro cuando reciben ayuda, no lo paga nada en la vida”, concluyó.

Alexandra sigue en la lucha para ayudar a las familias que faltan. Aunque ya fueron reubicados, siguen a la espera de alguien que les done el lote para construirles la vivienda, además de recoger útiles escolares para los niños y mejorar sus condiciones dentro de las viviendas.

MÁS DE BOGOTÁ AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo