Detienen dos militares por masacre de las Farc en Cauca

Habrían violado protocolos de seguridad, lo que habría facilitado la emboscada guerrillera.

Por PUBLIMETRO

Un sargento y un cabo del Ejército tendrían cierto grado de responsabilidad en la masacre perpetrada por las Farc en el Cauca en la que murieron 11 militares el pasado 15 de abril.

Por esto, un juez Penal Militar los investiga. Los dos miembros del Ejército eran los comandantes de las unidades militares emboscadas por la guerrilla y le habrían mentido a sus superiores sobre la ubicación en la que se encontraban el día de los hechos, cometiendo una clara violación a los protocolos de seguridad, lo que habría facilitado la emboscada subversiva.

Lea también: VIDEO: La polémica respuesta de Santos a los ataques de las FARC

Según fuentes militares, en los programas radiales que los comandantes de los pelotones tenían con el comandante del batallón, el cabo y el sargento entregaron coordenadas diferentes del sitio de ubicación.

Al parecer, por comodidad los militares decidieron refugiarse en el polideportivo de La Esperanza, pero sus superiores pensaban que estaban en otro sitio de la zona.

La investigación de la Justicia Penal Militar ha arrojado que los militares, presuntamente, violaron los protocolos de seguridad, al no tomar ninguna medida, lo que favoreció que las Farc los sorprendieran.

Asimismo, se reveló que sus superiores les habían informado sobre movimientos de las Farc en la zona rural de Buenos Aires, Cauca, por lo que les habían pedido estar alertas, orden que los comandantes desobedecieron.

Lea también: Comunidad en el Cauca expulsa policías de su pueblo y derriba estación

Entre las evidencias que se tienen en el proceso se encuentran las grabaciones de los programas radiales con el comandante del batallón en los que se da cuenta de la violación a los protocolos.

En mayo pasado, la Procuraduría General de la Nación había abierto una investigación disciplinaria contra nueve de nueve militares, entre ellos el cabo y el sargento, por el mismo ataque de las Farc en el que además resultaron 19 uniformados heridos.

La Procuraduría investiga si en este caso el mando militar pudo haber sido responsable, por omisión, del ataque con explosivos y granadas.

Según el ente, al parecer no se tuvieron en cuenta las mínimas normas de precaución en una zona roja y si los encargados mintieron cuando fueron cuestionados sobre lo que sucedió el día del ataque de la guerrilla.

El sargento y el cabo se encuentran recluidos en el batallón Codazzi de Palmira mientras se llevan a cabo las respectivas investigaciones.

Encuentre más información de Colombia aquí

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo