En medio de nuevos ataques, reinicia el proceso de paz

Atentados contra oleoductos y la muerte de cuatro militares en el país coincidieron con el inicio de un nuevo ciclo de diálogos y el compromiso de la guerrilla de acelerar la agenda.

Por PUBLIMETRO
Santos
“Ya comenzó el posconflicto”

El presidente Juan Manuel Santos reiteró este miércoles que con iniciativas como la Ley de Víctimas y el acuerdo conjunto de desminado humanitario, el país ya inició la etapa del postconflicto.

Pese a las críticas que recibió por esta misma afirmación que hizo durante su gira por Europa, el mandatario dijo que Colombia es el primer país que repara a sus víctimas en medio del conflicto.

“La Ley de Víctimas y Restitución de Tierras (…) está permitiendo que millones de compatriotas víctimas del conflicto sean reparados y regresen a sus parcelas. Por esto último, y por el desminado, que también ya comenzó, se habla de que ya comenzó el posconflicto”, afirmó el presidente.

El jefe de Estado también destacó que el gobierno ha logrado sacar adelante reformas que llevaban años sin aprobación en el Congreso y que favorecen políticas públicas de inclusión en el país.

“La reforma al régimen de regalías que permitió distribuir estos recursos en forma más equitativa entre todos los colombianos y todas las regiones (…) en este Gobierno hemos asumido el desafío de sacar adelante reformas que parecían imposibles, debates que fueron evadidos por mucho tiempo, aplazados durante años”, puntualizó Santos.

Si hay un momento contradictorio en Colombia en los últimos meses es este: El ciclo 38 de conversaciones de paz de La Habana llegó este miércoles en medio de uno de los puntos más altos del recrudecimiento del conflicto en el país.

Mientras desde Cuba los negociadores de las Farc se comprometieron a acelerar la negociación y, sobre todo, el acuerdo para el cese de hostilidades, en el territorio nacional las estructuras guerrilleras continúan una arremetida que ha aumentado la violencia en el país a niveles iguales a los que había antes de que iniciara el proceso de paz.

Solo este miércoles se conocieron dos nuevos ataques a la infraestructura petrolera, esta vez, contra el oleoducto Caño Limón Coveñas (el segundo más importante del país) en Norte de Santander y un atentado contra una unidad militar en el que murieron cuatro soldados y cinco más resultaron heridos en la zona de Cartagena del Chairá (Caquetá).

Lea también: Gobierno y Farc retoman negociaciones de paz en Cuba

En lo que va de junio, según el Centro para el Análisis del Conflicto Armado, Cerac, se han presentado más de una veintena de atentados guerrilleros, tanto contra la infraestructura como contra las Fuerzas Militares.

Además, la Defensoría del Pueblo denunció que ya son 30 las acciones de las Farc que han afectado directamente a la población civil desde que cesó la tregua unilateral el pasado 22 de mayo: en la más reciente, este martes, siete civiles, entre ellos una niña de 12 años, resultaron heridos en un atentado en Barbacoas (Nariño).

Acelerador
Las acciones armadas y el recrudecimiento del conflicto hicieron que los países garantes del proceso de paz, Cuba y Noruega, realizaran un llamado a las Farc y al Gobierno a acelerar la discusión sobre un cese de hostilidades y a eso, precisamente, se comprometieron las Farc desde La Habana.

“Las FARC respondemos afirmativamente. Procedamos ya” señalaron en un comunicado al inicio del nuevo ciclo de conversaciones, en el que destacaron que “con profundo sentimiento de patria, hoy desde La Habana y desde las montañas y barriadas humildes de Colombia, las Farc ponemos de lado las desavenencias, y a pesar de las incoherencias del discurso y de las acciones gubernamentales que lo que hacen es incendiar al país, una vez más nos manifestamos por un acuerdo de cese bilateral del fuego que traiga alivio y nuevas esperanzas a nuestro pueblo”.

Lea también: Confirmado: Congreso elimina la reelección presidencial

La guerrilla sostuvo además que “invitamos a deponer las contradicciones, hacer un acto de profunda reflexión y a intentar un acuerdo que pare la confrontación inmediatamente, sin seguir esperando que llegue la firma del acuerdo final. Cuántos muertos podríamos evitar y cuánta zozobra. Cuánto más podríamos avanzar. Todo es cuestión de voluntad política”.

El anuncio se da luego de que, como una nueva medida de desescalamiento del conflicto, la guerrilla indicara que en el presente ciclo se procuraría firmar el protocolo de seguridad para desvincular a los menores de 15 años de sus filas.

En los próximos días, además, se espera que se avance en el tema de la reparación de las víctimas y se presenten los primeros resultados del plan piloto del acuerdo de desminado humanitario, que se lleva a cabo en Antioquia.

Encuentre más información de Colombia aquí
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo