Los efectos de la muerte del negociador de las Farc

Por PUBLIMETRO
Alias Jairo Martínez
¿Quién era?

Pedro Nel Daza Narváez, alias ‘Jairo Martínez’, estuvo presente en la mesa de La Habana, Cuba. Nnació el 10 de marzo de 1952 en Pitalito (Huila), al culminar sus estudios escolares, se trasladó a Bogotá ingresó a la Universidad Nacional a estudiar trabajo social.

Fue allí, a finales de los 90, cuando decidió unirse a las filas de las Farc. Después de unos años se convirtió en jefe del Bloque Sur, la estructura guerrillera más militarista de las Farc.

‘Martínez’ fue el responsable, por designación de ‘Manuel Marulanda Vélez’, de la seguridad del grupo armado ilegal en toda la zona de distensión durante los diálogos de El Caguán y se le responsabiliza del secuestro del avión de Aires, en 2002, en el que plagiaron al entonces senador Jorge Eduardo Géchem, entonces presidente de la Comiisón de Paz del Senado, lo que significó el fin de las conversaciones de paz del Caguán.  

Entre otras cosas, también se le sindica del secuestro del periodista francés Romeo Langlois y a Pablo Emilio Moncayo, hijo del recordado ‘Profesor Moncayo.

El 28 de febrero de 2014 viajó a La Habana junto con alias ‘Fabián Ramírez’ e hizo parte de la delegación de paz hasta comienzos de 2015, cuando la propia guerrilla lo hizo volver a Colombia, para, según ‘Pastor Alape’, socializar entre las bases guerrilleras los avances del mesa de negociación.

Este miércoles, las Farc confirmaron que ‘Jairo Martínez’, quien hace parte del grupo de negociadores de la guerrilla en La Habana y que hace poco había regresado a Colombia, murió luego de un bombardeo de las Fuerzas Militares en el Cauca.

“En medio del luto que nos embarga, informamos al país y al mundo, que el compañero Jairo Martínez, integrante de la Delegación de Paz de las FARC-EP en La Habana, quien estaba en misión de Pedagogía de Paz en dicho Frente, se encuentra entre los guerrilleros asesinados”, informó desde Cuba ‘Pastor Alape’, al referirse al ataque que la semana pasada dejó 27 guerrilleros del frente 29 de las Farc muertos en Guapí, durante una operación conjunta de la Policía, el Ejército y la Fuerza Aérea.

(Lea también: En bombardeo habría muerto negociador de las Farc)

Ejecutada con uso excesivo de la fuerza, fue una masacre. Murieron 27 guerrilleros, la mayoría por efecto de las bombas, y según testimonio de los sobrevivientes, varios heridos fueron rematados con tiros de gracia por la tropa oficial cuando reclamaban auxilio”, enfatizó Alape aunque esto último, lo de los tiros de gracia, fue desmentido este mismo miércoles por Medicina Legal.

Implicaciones
El bombardeo tuvo serias repercusiones, siendo la principal, que las Farc decidieran romper definitivamente la tregua unilateral que habían decretado en diciembre pasado.

Pero la muerte de ‘Martínez’, quien según las Farc se encontraba haciendo pedagogía sobre el proceso de Cuba con los guerrilleros, podría generar una fuerte crisis en la Mesa de Conversaciones.

(Lea también: Gobierno colombiano y FARC retoman proceso de paz en medio de combates)

Si bien no se espera que los diálogos se suspendan, pues sigue vigente el acuerdo (tanto de parte del Gobierno como de las Farc) de que se seguirá negociando en medio del conflicto, esto sí podría tener repercusiones bastante graves.

Así lo considera Ariel Ávila, coordinador del Observatorio de la Fundación Paz y Reconciliación, quien señala que lo primero es que podría perderse la confianza entre las delegaciones negociadoras, lo que retrasaría el ritmo de las conversaciones que ya de por sí, avanzan lentamente.

“Pero lo peor es que podemos esperar que los niveles de violencia se incrementen desmedidamente. Ya lo estamos viviendo y seguramente lo viviremos, al menos, por los próximos dos meses: se van a recrudecer los ataques de la guerrilla, los bombardeos de las Fuerzas Militares y los enfrentamientos entre unos y otros”, señala el experto al advertir que esto le puede hacer aún más daño al proceso y a la mirada que tienen los colombianos de los diálogos.

(Lea también: Cabecilla de las Farc fue dado de baja en el Chocó)

Diego Méndez, politólogo de la Universidad Nacional, se mostró de acuerdo con este tema y señaló que lo logrado hasta ahora en materia de apoyo de la sociedad a a las negociaciones podría desvanecerse.

“Estamos en un punto de no retorno en los diálogos, pero se unen ahora estas problemáticas: que los colombianos están perdiendo confianza en el proceso y que los ataques de lado y lado se pueden incrementar a niveles incluso más altos que los que había antes de que iniciaran el proceso de paz”.

Ahora bien, los expertos también coinciden en que esto no será coincidencia directa solo de la muerte de Martínez pues, aunque sí es una baja sensible para la guerrilla, esta no se levantará de la Mesa. El problema radicará entonces en el recrudecimiento del conflicto en el país, justo en momentos en que el llamado era al desescalamiento.

Encuentre toda la información de Colombia aquí

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo