¿Fanático de las cosas viejas? En Chapinero las consigue

Sobre la carrera novena, entre las calles 60 y 62 existe un grupo de tiendas de antigüedades que le dan una cara de pasado a este sector de la localidad.

Por ÁNGELA PÉREZ-PUBLIMETRO
Dato
40

Años de antigüedad aproximadamente tiene una de las tiendas del sector.

Lugares
Estos son los sitios que puede visitar:

-Antigüedades el Imperio

-Bronzino

-Antigüedades El Dorado 

-Sol de Otoño

En el corazón de Chapinero, en medio de apartamentos que tienen más de 30 años de existencia, se encuentra este grupo de tiendas, cuatro en total, donde se puede hallar objetos hasta de la época de Simón Bolívar.

Antigüedades el Imperio, Bronzino, Antigüedades El Dorado y Sol de Otoño son los locales que  han llegado al mundo moderno, pero vendiendo cosas antiguas. En estos lugares usted puede conseguir muebles, sillas, lámparas y todo tipo de objetos que seguramente lo llevarán a recordar la casa donde vivían sus abuelos.

La mayoría de estos lugares son tan antiguos que pueden alcanzar los 30 años de existencia. Este es el caso de Bronzino Antigüedades, que ya ronda los 40 años y fue el primero que se fundó en el lugar. Por su permanencia, ya cuenta con clientes fijos, tanto los que compran como los que venden sus piezas.

La curiosidad que más valor tiene en la tienda es un escritorio de campaña que data de la época de Simón Bolívar. Este tipo de objetos eran transportados en caballos y se utilizaban para dejar mensajes en diferentes poblaciones. Los mensajeros se detenían en un lugar y sobre una sábana escribían los mensajes.   Además, contenían cajones para guardar notas secretas.

Aunque el objetivo es vender antigüedades, algunos de sus propietarios admiten que hay objetos con los que se han encariñado tanto que aún les cuesta ponerlos a la venta así se encuentren en el lugar.

Por ejemplo, en Antigüedades El Dorado su dueño tiene dos sillas de teatro y un retrato de su madre que tiene un alto valor sentimental y que por eso le cuesta mucho poner en   venta, aunque por fortuna aún no ha encontrado comprador.

Adicional a esto, los dueños de estos lugares siempre   piden cierta certificación de os objetos que les van a vender para no recibir engaños. Una vez recibidos, firman acuerdos de garantía para poder curarse en salud en sus ventas.

Una balanza italiana de 1864, un espejo francés del siglo XIX, un radio Crosley, un niño Dios colonial dentro de una urna de la época republicana, con vestido es de hilos de oro y plata, y una figura de San Pablo que está tallada en madera y es policromada son algunas de las piezas que se pueden conseguir caminando por estos lugares.

El negocio no repunta

Existe una gran preocupación por parte de los dueños de estos espacios por el crecimiento de otro tipo de tiendas que apuntan a los objetos modernos y que atraen la atención de los compradores.

La competencia es cada vez más dura y no hay mucha gente que todavía quiera llenar su casa con antigüedades, por lo que esperan despertar la pasión de los compradores en este tipo de productos.

Si usted es un amante de las antigüedades, va a estrenar casa y quiere darle un toque diferente, puede darse una pasada por estos espacios para encontrar una variedad interesante de piezas que conservan no solo un valor económico sino emocional.

Lea también:

Segunda jornada de limpieza en Cerros Orientales de Chapinero

Chapinero celebrará este 24 de abril el Día de los Niños

Los teléfonos públicos se niegan a desaparecer

MÁS DE BOGOTÁ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo